Una final mediocre

Una final mediocre

Ansioso por el partido de esta tarde me propuse un juego: cuál sería el resultado del partido de Argentina y Chile si sus equipos se comportaran como sus respectivas economías, si Vidal fuese la inflación y Messi, digamos, el crecimiento. En primera instancia no parece tan divertido como verlos jugar en el Estadio Nacional pero le aseguro que el resultado lo sorprenderá. Por Federico Tessore