Vas a terminar tirando tu auto a la basura

inteligencia

Los cambios y la revolución tecnológica es una constante que no podemos ignorar e impedir en esa era de la historia moderna. Adaptarse y sacarse provecho de esto es lo que debés hacer como inversor.

Pronto, muy pronto tu auto se manejará sólo. Lo podrás llamar por teléfono, irá solo de su estacionamiento a la puerta de tu casa, subirás al auto, le dirás la dirección exacta, y el auto, solo…, te llevará a tu destino en forma automática.

Mientras esto ocurra vas a poder navegar por Internet, dormir o hablar con tus amigos. ¿Te parece un cuento de ciencia ficción? No lo creas, los autos autónomos ya son una realidad en Estados Unidos, aunque aún están en una etapa inicial y se espera que en el año 2020 sean una realidad para todo el público.

Y cuando esto ocurra en sólo cinco años, una industria completa, la de los autos, se destruirá. Según un estudio de PricewaterhouseCoopers, la cantidad de autos en la ruta se va a reducir un 99% gracias a los autos autónomos. Esto implica que solo en Estados Unidos se pasará a tener una flota de sólo 2,4 millones de autos, cuando hoy hay 245 millones de autos en circulación.

Es decir, vas a terminar tirando el auto a la basura…

Este proceso mediante el cual una innovación destruye una empresa o una industria tiene nombre en economía: destrucción creativa. El término fue ideado por el sociólogo alemán Werner Sombart y popularizado por el economista austríaco Joseph Schumpeter en su libro Capitalismo, socialismo y democracia. Para Schumpeter, las innovaciones de los emprendedores son la fuerza que hay detrás de un crecimiento económico sostenido a largo plazo, pese a que puedan destruir en el camino el valor de compañías bien establecidas.

“El proceso de Destrucción Creadora”, escribe Schumpeter con mayúsculas, “es el hecho esencial del capitalismo”, siendo su protagonista central el emprendedor innovador.

Este proceso se puede ver muy claro a medida que se desarrollan los autos autónomos. Después de la tremenda innovación de Internet y de su impacto en las telecomunicaciones, esta innovación promete tener un impacto hasta mayor que la anterior. Y como el surgimiento de Internet tuvo sus víctimas, este nuevo cambio también puede traer destrucción al mismo tiempo que trae novedades.

La buena noticia es que al mismo tiempo que una innovación destruye una industria vieja crea una nueva mucho mejor que la anterior. Gracias a este desarrollo tecnológico nosotros como consumidores vamos a viajar mucho más rápido, mucho más barato y más importante aún, mucho más seguros. Los accidentes de tránsito serán algo del pasado.

Aunque como siempre pasa ante un avance tecnológico hay amenazas. La mayor viene por parte de los políticos y sus amigos pseudo empresarios. Si estos no se interponen en el camino pronto esta transformación puede llegar a la puerta de su casa.

En cambio, si se las arreglan para impedir el progreso como están haciendo en el caso de la empresa Uber que está destruyendo la industria del taxi tradicional, ofreciendo un servicio de traslado mucho más eficiente y económico, este progreso puede tardar un poco más en surgir. Pero tarde o temprano llegará. Y tarde o temprano transformará nuestras vidas.

La destrucción creativa es la amenaza de los cómodos. Pero es la esperanza de todo aquel que sueña con un mundo cada vez mejor. Todo hace pensar que este proceso no solo nunca se detendrá, sino mejor aún, se potenciará.

Por eso en Inversor Global estamos en la búsqueda constante de la innovación. De la empresas que lanzan un nuevo medicamento o una nueva tecnología. Porque esas empresas logran tres cosas que están directamente relacionadas.

Primero logran mejorar nuestras vidas. Segundo, como consecuencia de esto, logran ganancias extraordinarias. Y tercero, esto provoca que los precios de sus acciones suban exponencialmente.

Por eso los inversores que buscan retornos extraordinarios buscan este tipo de empresas. Porque son las únicas que lo pueden dar.

Así que mientras planeas donde tirar tu auto a la basura, planea también cual empresa puede brindarte esos retornos extraordinarios. Las dos cosas vendrán de la mano, así que no pierdas el tiempo.

¿Cómo hacerlo?

Bueno, tenés dos posibilidades. Lo podes hacer por tu cuenta. O nosotros te podemos ayudar. Si querés que te ayudemos, te recomiendo ser miembro de Asesoría Tessore, un servicio de recomendaciones de inversión donde recomendamos pequeñas empresas innovadoras que tienen el potencial de crecimiento que te menciono en este newsletter.

Si ya sos suscriptor, estate atento a los emails, que pronto te vamos a enviar una nueva recomendación.

Si aún no sos miembro, no dejes de suscríbete ahora mismo haciendo clic aquí.

O te adaptas al cambio o el cambio te pasa por arriba y te destruye.

Te deseo un excelente viernes de inversiones,

Federico Tessore
Para El Inversor Diario.