Uní tu trabajo con tu pasión

love-work-742x285

Hoy, más que nunca, creo que deberías plantearte seriamente el iniciar, al menos de forma incipiente, un negocio propio. Por primera vez en muchos años los emprendedores podrían contar con “viento de cola” para perseguir sus sueños.

Yo cuando comencé con Inversor Global hace 15 años no sólo no existía este empuje sino que Argentina estaba atravesando la peor crisis económica y social de su historia.

No fue fácil, crecí y estuve a punto de quebrar en más de una ocasión, pero con el rumbo claro finalmente pude construir la mayor empresa de consultoría en finanzas personales del mundo de habla hispana.

Y aunque sé que esto no es para todos, aun así soy un convencido de que una de las mejores decisiones que uno puede tomar es invertir en la “aventura propia”, y por eso quiero compartir con vos cuáles son las 5 razones principales por las que considero que conviene iniciar un negocio propio.

1. Tus ingresos no tienen límites futuros

Cuando trabajás en relación de dependencia estás dejando que alguien más decida tus ingresos. Pero al iniciar tu propio negocio podrías generar mucho más en base a tus esfuerzos. Nunca está de más recordar que las dos personas más ricas del mundo, Bill Gates (fundador de Microsoft) y Amancio Ortega (fundador de Zara) son emprendedores, no empleados.

2. Es una forma de diversificar tus riesgos

Una de las claves de una cartera de inversiones sana consiste en diversificar. De este modo, se evita el riesgo de perderlo todo si la inversión se va a pique y, a la par, se maximizan las posibilidades de ganar.

Siguiendo este planteo, una de las opciones que recomiendo es destinar, aun si estás trabajando en relación de dependencia, una parte de tus ahorros a un proyecto propio. Puede ser que no cuentes con demasiado tiempo material para hacerlo, pero podés juntarte con personas que sí lo tengan y por ahí aportar con capital, esperando cambiar de rol cuando esté en marcha, y pasar de ser un socio capitalista a tener un rol más activo en el emprendimiento.

3. Podés unir tu trabajo con tu pasión

A partir de tu propio negocio podés tener la oportunidad de ganar dinero haciendo lo que más amás. Quizá tengas pasión por la escritura, los pianos, las bicicletas o lo que sea.

De cualquier forma, podrías convertirlo en un negocio.

Tomemos como ejemplo a DataFactory. Ernesto Cambursano es un argentino fanático del fútbol que transformó su pasión en la empresa más importante de estadísticas deportivas de Latinoamérica. Hoy factura más de $ 10 millones anuales y piensa seguir creciendo.

4. Vas a darle trabajo a otras personas

Una vez que tu negocio funcione, no solamente comenzarás a ganar dinero sino que también podés ayudar a otras personas a que trabajen con vos y puedan desarrollarse profesionalmente. En mi caso en particular, es un gran orgullo saber que la empresa que fundé yo solo hace 15 años hoy es la fuente de sustento de casi 100 personas, en tres países distintos.

5. Vos manejarás tus horarios y la intensidad del trabajo

Si estás cansado de la rutina de “9 a 18” y de las complicaciones de tu empresa, iniciar tu propio negocio podría permitirte configurar el tiempo de trabajo como vos quieras y darte un estilo de vida más flexible.

Gina Trapani creó el blog makerbase.co en el que brinda pequeños consejos para hacer la vida más simple. Por ejemplo: cuál es el sitio más confiable para comprar un auto por Internet. Por artículos como ese, su blog se convirtió en una máquina de facturar y hoy Gina tiene una fortuna de US$ 109 millones. Pero más allá de generar tantos millones (algo que por supuesto no es nada fácil) lo que rescato de este caso es que ella, según ha dicho en varias entrevistas, trabaja exactamente el tiempo que quiere.

Ahora es tu turno de dejar de perseguir tus sueños… y alcanzarlos

Antes de despedirme quiero que por favor veas nuevamente la imagen que Felipe te mostró en su introducción:

1.vot.1

Ser emprendedor es apasionante. Invertir en uno mismo es la mejor inversión que podés hacer, la más gratificante de las que podés incluir en tu cartera de activos.

Y tener una empresa propia, está a punto de ser, realmente, más fácil que nunca antes en la historia de nuestro país. Ésa imagen es la prueba.

Previendo el impulso que la actividad emprendedora va a tener y la velocidad con que van a empezar a moverse las cosas, en Inversor Global desarrollamos un plan de acción ultra rápido para enseñarle a cualquier persona a transformar una idea en una empresa viable… en apenas 21 días hábiles.

Lo llamamos Creando Negocios, y se trata de un servicio donde yo, personalmente, deconstruyo el secreto y el modelo de negocios de Inversor Global para que cualquier persona sea capaz de adaptarlo a cualquier tipo de emprendimiento.

Así que si estás interesado en iniciar tu propio camino, si alguna vez pensaste en romper la inercia, si alguna vez pensaste en ir de una vez por todas detrás de tus sueños, entonces te invito a conocer de qué se trata haciendo clic aquí.

Gracias a este plan, en los próximos 21 días hábiles tal vez lo que hoy es sólo una idea en tu cabeza, puede convertirse en realidad.

Vas a ser parte de un momento único en la historia, aprovechalo.
Hasta la próxima.

Federico Tessore.