Disfrutá hasta el último minuto de la suba de la bolsa

fiestabonos_opt-2-702x336 (1)

El mercado argentino acumula un alza superior al 40% en 2016. Nadie quiere abandonar su lugar aunque una corrección parece inminente. Por eso, tenés a disposición una estrategia para tomar ganancias y seguir “comprado” en tus acciones favoritas.

¿Alguna vez la pasaste tan bien en una fiesta que no te querías ir? ¿No deseabas que el tiempo se congelara y que ese instante fuera eterno?

Esa sensación y ese deseo son los que están sintiendo ahora mismo muchos inversores de acciones argentinas. Por el espejo retrovisor acumulan abultadas ganancias, pero no se quieren bajar de ese tren, incluso a sabiendas de que los “los árboles no crecen hasta el cielo” y que la corrección podría llegar en cualquier momento.

Entonces, ¿cómo se puede disfrutar hasta el último segundo de la suba sin correr riesgos excesivos de vender tarde y perder capital?

Hoy te voy a comentar una estrategia que te va a permitir:

1) Embolsar todas las ganancias acumuladas a lo largo del alza y buscar nuevas oportunidades.

2) Seguir, sin embargo, embarcado en la tendencia original con una fracción del capital original.

3) Ganar muchísimo si la acción original sigue escalando o, en el peor de los casos, perder de forma limitada.

Antes de avanzar, veamos cómo le fue al índice Merval en este año 2016.

161003 merval

Desde fines de diciembre de 2015 al 30 de septiembre de 2016, el Merval avanzó un 42,8%. Esto quiere decir que si hubiéramos invertido $ 50.000 en una cartera similar a la que replica el índice, hoy nuestro capital habría ascendido a $ 71.400.

Si incorporamos el efecto de la devaluación acumulada en el año (18,8%), el rendimiento de nuestra apuesta por la bolsa argentina habría registrado una mejora de 20,2% en dólares en 9 meses —una ganancia que es una excepción en un mundo que batalla por encontrar resultados positivos, incluso en acciones—.

Ahora bien, ante semejante alza en poco tiempo, es natural pensar que una corrección está a la vuelta de la esquina…

Y no me refiero solamente a movimientos técnicos. Pongo sobre la mesa, además, distintos factores internacionales que podrían servir como excusa para que el mercado saliera a vender posiciones para asegurarse las ganancias acumuladas.

Por mencionar un puñado, tenemos a los bancos europeos atravesando complicaciones (con el Deutsche Bank a la cabeza). También hay tensión en Estados Unidos con focos de incertidumbre tanto por la carrera electoral entre Hillary Clinton y Donald Trump como por la decisión de la Reserva Federal (Fed) de elevar la tasa de interés.

Con estos nubarrones en el horizonte, quizás sea prudente embolsar ganancias de la fiesta que vivió la bolsa local. Pero esto no necesariamente implica abandonar la posición y perderse algunas semanas adicionales de envión.

 

¿Cómo proteger lo ganado, vender y seguir “comprado” en acciones?

Por suerte, tenemos a disposición una estrategia que nos permite, por un lado, capturar las mejoras de precios acumuladas y, por otra parte, seguir a la expectativa de que las cotizaciones sigan en alza.

La maniobra consta de dos pasos —si ya estás “comprado” en acciones—.

El primero es vender hoy una parte significativa de tu posición para embolsar ganancias.

El segundo consiste en comprar opciones de compra (calls) con una fracción del capital original.

Veamos el procedimiento con un ejemplo de Pampa Energía (PAMP).

PAMP es el principal holding energético del país, con participación en los segmentos de generación, transmisión y distribución de energía. Asimismo, tiene un creciente protagonismo en el mercado de gas y petróleo (recientemente adquirió Petrobras Argentina).

El mes pasado, PAMP fue uno de los papeles más dinámicos con un incremento de 27,8%. Y en lo que va del año ya escaló un 66,4%.

Supongamos que llevamos ese resultado acumulado con nuestra inversión. También asumamos que nuestro capital original era $ 50.000 en diciembre pasado.

Esto significa que el monto “ganado” hasta hoy sería 66,4% x $ 50.000 = $ 33.189,66. Las comillas no están puestas al azar, sino que muestran que la ganancia debe realizarse. Para capturar esa rentabilidad tenemos que vender efectivamente las acciones. De lo contrario, los retornos son de “papel”.

Entonces, imaginemos que vendemos las acciones porque ya nos sentimos satisfechos y porque vemos, como te conté antes, focos de tormenta que podrían afectar a la cotización.

Sin embargo, como desconocemos el timing de los acontecimientos, sabemos que la acción podría tener algunas ruedas o semanas extra de suba. Es decir, por vender con seguridad hoy nos podríamos perder un rally final de la acción de PAMP.

Para evitar esto, tenemos que recurrir a la operación con opciones de compra (calls).

Como compradores de calls nos garantizamos el derecho de adquirir la acción (en este caso, PAMP) a un precio de ejercicio ($ 19,70) en una fecha determinada (tercer jueves de octubre). A cambio, abonamos una prima ($ 0,37 por opción).

La siguiente tabla resume la operatoria.

161003 Estrategia con opciones PAMP

A diferencia de las acciones tradicionales, las opciones son mucho más volátiles y tienen una fecha de vencimiento. Transcurrido ese umbral, las opciones valen cero.

Pero lo interesante es que las opciones se valorizan mucho si las acciones (activo subyacente) aumentan de precio.

Por ejemplo, si la acción de PAMP subiera rápidamente a $ 20,70, la prima de los calls treparía de $ 0,37 a, por lo menos, $ 1 (triplicaría su valor). Esto es porque la opción entra en un terreno en el cual es rentable ejercerla (in-the-money).

Si este fuera el escenario, tenemos dos formas de capitalizarlo.

1) Ejercer la opción al vencimiento y acceder a comprar acciones de Pampa Energía a $ 19,70 (en el ejemplo, hablamos de 9.000 papeles).

2) Vender los calls a la prima de mercado antes del vencimiento. Este camino es el que yo sugiero para evitar tener que desembolsar un enorme capital por las 9.000 acciones.

Hay que tener presente que los riesgos de operar con opciones no son pocos, porque al hecho del vencimiento también tenemos que adicionarle el riesgo de que la acción baje de precio. En este caso, las opciones perderán valor. Por este motivo, la sugerencia es invertir poco dinero en opciones para perder, a lo sumo, un pequeño capital.

En definitiva, con la estrategia que te presenté, podrás aprovechar hasta el último minuto del rally de acciones argentinas. En particular, te conviene hacerlo con las empresas más importantes del mercado, caracterizadas por la liquidez tanto de sus acciones como de sus lotes de opciones.

Así, con la compra de calls, podrás ganar mucho más si la acción original (que habías vendido) sigue escalando o, en el peor de los casos, perder acotadamente una fracción de tu inversión inicial.

Por una nueva inversión exitosa,

Nery Persichini

P.D.: Si te interesa este tipo de estrategias de mercado, no te pierdas las recomendaciones que hacemos en Revancha Argentina. Para conocer más, hacé click en este link.