Diversificar no siempre es la respuesta

lamejorinversion-702x336

Habrás escuchado mucho de la importancia de hacerlo para poder disminuir el riesgo de tu cartera de inversiones, pero lo cierto es que hay que saber cómo para no incurrir en peligros aún mayores.

Muchos inversores repiten casi como un mantra la frase: “Diversificar minimiza el riesgo”.  ¡Y tienen razón! El punto es que no es tan sencillo hacerlo y no siempre conviene.

Como bien sostiene Warren Buffett: “Una diversificación muy amplia sólo es necesaria cuando el inversor no entiende lo que está haciendo”.

Clarísimo. Y por eso te voy a ayudar a entender cuándo hacerlo y cómo.

Saber elegir

Para destacar la importancia de la diversificación veamos el ejemplo de invertir en tres acciones de un mismo sector que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Si uno hubiera comprado activos de Petrolera del Conosur tres meses atrás hubiera ocurrido lo siguiente:

Petrolera del Conosur

1.Petrolera

 

Habría ganado 446%. ¡Tremendo! ¿Pero qué hubiera pasado si en lugar de hace tres meses, hubiera comprado las acciones de PSUR el 20 de julio a 11,60 pesos?

La respuesta es que en sólo dos días habría perdido más de 60%, ya que el 22 de julio cotizaron a menos de 4,50 pesos.

Este hecho demuestra que poner todas las fichas en una sola alternativa puede dar un buen resultado, pero también generar daños irreparables.

Ahora bien si, por otro lado, en lugar de haber comprado sólo acciones de Petrolera del Cono Sur el día 20 de julio, hubieras diversificado en otras acciones del mismo sector la caída podría haberse acotado notoriamente.

Veamos como le fue al resto del sector…

Si hubieras invertido en YPF, habrías perdido sólo 2,2% si comprabas el 20 de julio a 290,50 pesos, ya que el 22 de ese mes terminaron en 284 pesos.

YPF

2.YPF

Y si adquirías -por ejemplo- acciones de Petrobras Brasil. El 20 de julio hubieras comprado a 62,80 pesos, para el 22 de julio habrías ganado 1%, dado que ascendieron a 63,40.

Petrobras Brasil

3.Petrobras

Si hubieras comprado las tres acciones mencionadas en partes iguales, en lugar de sólo Petrolera del Conosur, ¡hubieras reducido el desplome de tu capital de 60% a sólo 20,86%!

Creo que a esta altura ya quedó claro que no conviene poner todas las fichas en una sola apuesta. Pero, ¿cómo hacerlo bien?

Diversificación eficiente

Diversificar no implica comprar cualquier acción del mismo sector o de distintos, según se pretenda. Debe planearse con mucho cuidado.

Incluso hasta hay un premio Nobel (Harry Markowitz) dedicado a la importancia de saber gestionar y diversificar las carteras de inversión para hacerlas más eficientes.

La idea para armar una diversificación eficiente es minimizar el riesgo para una determinada rentabilidad pretendida. O el otro enfoque: maximizar la rentabilidad para un cierto nivel de riesgo que se pretende asumir.

Un primer paso es seleccionar activos que reflejen nuestro objetivo de inversión, pero además nuestra tolerancia al riesgo. Esto significa que los fondos que tenemos para urgencias no podemos invertirlos en acciones o activos volátiles.

De igual modo, un fondo que se destine al largo plazo, por ejemplo para nuestra jubilación, no puede dejar de tener acciones y activos de mayor riesgo, inclusive si no nos gusta el riesgo.

Por otro lado, si uno quiere armar un portafolio con acciones, el mismo no puede estar compuesto por acciones del mismo sector.
Hay un punto trascendental, la diversificación inteligente implica obtener un rendimiento mayor a nuestro benchmark (o índice de referencia a superar, como podría ser el Merval en el caso local) para cada clase de activo.

La clave

Aprender a diversificar es un tema muy importante para cualquier inversor. De hacerlo mal, en lugar de ayudarnos a disminuir el riesgo lo podríamos incrementar involuntariamente.

Hay que tener claro el objetivo, la diversificación debe lograr impedir que ante cualquier “cisne negro” (hecho inesperado) nuestro patrimonio.

El estudio de los perfiles de riesgo y los diseños de carteras de inversión deben contar con asesoramiento profesional. Es por eso que desde Asesoría Tessore te acercamos las mejores opciones y alternativas para estar protegido y alcanzar el mayor rendimiento, sin exponer tu capital a situaciones peligrosas.

Un saludo,

Federico.