Un atajo para invertir en inmuebles

real-estate-estados-unidos-propiedades-702x336

Invertir en real estate no es algo que esté al alcance de cualquier tipo de inversor por dos limitaciones evidentes: conocimiento y necesidad de alto monto de capital. Hoy se abre una puerta que acorta ese camino.

A pesar de que muchos inversores aman poner su dinero en proyectos inmobiliarios para generar una renta, debo confesar que nunca ha sido mi fuerte este tipo de inversiones. Las razones de esto último son múltiples: me resultan algo aburridas, las barreras de ingreso son muy altas en la gran mayoría de las situaciones y carezco del conocimiento necesario de cómo funcionan determinados mercados de real estate a lo largo y ancho del mundo.

Sin embargo, muchas de esas “excusas” quedan sin sentido cuando analizamos lo que ofrece el mercado de los fondos inmobiliarios que cotizan en bolsa. Estos instrumentos se conocen más específicamente como REIT: Real Estate Investment Trust.

Un REIT es un fondo que contiene muchas propiedades inmobiliarias en su cartera que le generan rentas periódicas que luego son repartidas a sus accionistas. Los REITs tienen estructuras societarias organizadas en acciones que cotizan en Bolsa y que cualquier inversor, sin importar la escala, puede comprar y vender libremente en el mercado.

El primer REIT surge en Estados Unidos en 1960 con el objetivo de que pequeños inversores puedan disfrutar las bondades de invertir en una cartera diversificada de propiedades.

Los REITs gozan de ventajas impositivas siempre que cumplan con dos requisitos fundamentales:

1. Debe distribuir a los accionistas, al menos, el 90% de las ganancias generadas en el ejercicio fiscal que provengan del cobro de las rentas de las propiedades administradas.

2. Debe reinvertir al menos el 50% de las ganancias que provenga de la venta de activos que tiene en la cartera.

Con estas características, estos vehículos han ganado mucho protagonismo entre los inversores más pequeños los cuales pudieron comenzar a invertir en el mercado inmobiliario sin necesidad de una gran cantidad de dinero y disfrutando de una elevada renta en comparación con otros instrumentos financieros.

Pero hay algo mucho más poderoso que ocurrirá con este sector a partir del 1 de septiembre…

La segunda ronda para los REITs

Tradicionalmente, el principal índice bursátil del mundo, el S&P 500, ha estado dividido en 10 grandes sectores desde 1999. El sector de mayor peso es Tecnología (+20,6%), seguido por Financiero (+15,7%) y por Salud (15,1%).

1.Reits

Cada uno de estos sectores tiene asociado un ETF sectorial que es replicado por los principales fondos mutuos del mundo. Las dos familias de ETF más importantes son Spider (SPDR) y Vanguard.

A partir del 1 de septiembre, surge un nuevo sector en el S&P 500: el de Real Estate Investment Trust (REIT).

Se trata de un hito muy importante para este nuevo sector ya que verá incrementada la demanda de sus activos a partir de que muchos inversores institucionales y fondos mutuos que replican sectorialmente el S&P 500 deberán incorporarlos a su cartera de inversión.

Según las estimaciones, el sector REIT pasará a tener un peso de 3,1% en el índice S&P 500, teniendo una participación más importante que Materiales y Telecomunicaciones. La incorporación de los REIT como un sector del principal índice bursátil del mundo marca un hito importante de aceptación de estos vehículos a lo largo de toda la comunidad inversora.

El principal perjudicado del surgimiento del sector REIT será el financiero, que verá decrecer su participación del 15,7% actual al 12,6%. Así como se espera una mayor demanda por los activos REIT ante el reacomodamiento de carteras, el sector financiero podría sufrir una fuerte ola vendedora.

Sin embargo, cabe destacar que una parte importante de estos movimientos ya han estado tomando lugar en las últimas semanas.

La familia de fondos Spider ya ha creado el ETF que replicará al sector REIT dentro del S&P 500. El ticker del mismo es XLRE y contiene a emblemáticas compañías del sector como Simon Property Group o American Tower Corp. como principales componentes de la cartera.

La tasa de rendimiento de este fondo es de 3,62%.

Para aquellos inversores que buscan más riesgo a cambio de mayores tasas de interés, existen REITs con altos cupones como:

– Ares Commercial Real Estate (ACRE): 8,3%

– Arbor Realty Trust (ABR): 8,5%

– Apollo Commercial Real Estate (ARI): 11,3%

El listado es amplio y para todos los gustos.

¿Riesgos?

Estos fondos son muy sensibles a los movimientos de la tasa de interés por lo que hay que monitorear de cerca qué hará la Reserva Federal con el costo del dinero en caso de que inviertas en uno de ellos.

A tu lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco para El Inversor Diario.

2 comentarios en “Un atajo para invertir en inmuebles

  • Con los inmuebles el dinero cobrado por renta puede ser poco, hablemos de un ROI del 2% por ejemplo.
    El retorno importante y oculto es la valorizacion del inmueble.! Lo que pasa que uno no vive con la valorizacion del inmueble, sino de su renta.
    En mi campo en 2005 el valor de la hectarea era de USD 1000, y obtuve rentas por siembra que rondaron en 3 o 4 %. Hoy, luego de 11 años el,valor de la hectarea trepó a los USD 3.500!!! Por lo que el ROI TOTAL es mucho mayor, pero para tener el retorno debo vender el inmueble.

    • Hola Ricardo, conincido totalmente con tu comentario. El problema es que uno invierte en inmuebles por la renta generalmente. Y respecto la apreciación del capital depende mucho el timing en el cual se compra el inmueble para tener un potencial alcista.
      Un saludo.
      Diego

Los comentarios están cerrados.