Tu primer portafolio de bonos

O72H2U0-702x336

La idea de invertir en bolsa suele estar asociada a las acciones. Sin embargo, los bonos, por sus características, son la mejor forma de ingresar al mercado. Te cuento mi historia con estos activos y, al final, te dejo una recomendación.

Hay recuerdos que quedan marcados a fuego en la vida de toda persona. El primer día de clases, el casamiento, el nacimiento de un hijo, la compra de la primera casa, el momento de un viaje, etc…

De la misma manera, la bolsa también ofrece ese tipo de experiencias que quedan grabadas en los inversores. En mi caso, recuerdo nítidamente la operación bursátil que significó mi punto de partida en los mercados: la compra simultánea de dos títulos públicos.

Hoy quisiera contarte cuán beneficioso fue para mí que mi primera decisión en bolsa haya sido invertir en bonos. Más adelante, te cuento cómo podés explotar las ventajas de la renta fija hoy y armar tu primer portafolio.

Mi primera incursión en el mundo las inversiones

Corría el año 2012. Por aquel entonces, yo trabajaba en una de las principales consultoras económicas, ubicada en el Microcentro porteño.

La naturaleza de ese trabajo fue mi acercamiento al “hacer” del economista. Allí, aprendí a analizar la macro y la microeconomía de una forma mucho más práctica que en la facultad.

Pero además de variables económicas, comencé a seguir los mercados financieros. Ése fue mi primer punto de contacto serio con el mundo de las inversiones. Naturalmente, mi interés sobre la temática crecería con el tiempo.

A medida que me adentraba en ese universo financiero, me iba dando cuenta de que no podía seguir ahorrando en las alternativas tradicionales de los argentinos (plazo fijo o dólar).

Sentía que era necesario dar un salto de calidad, más allá de que mi dinero ahorrado era muy modesto. Entonces decidí materializar todo mi interés en las inversiones en una acción concreta: avanzar y abrir una cuenta en un broker.

Luego de hacer una minuciosa investigación, opté por una casa de bolsa que estaba a un par de cuadras de la oficina de mi trabajo.

La primera sorpresa con la que me topé fue la facilidad para ser “dado de alta” en el sistema. Firmé un par de formularios y ya estaba listo para empezar.

Por supuesto, en ese momento tenía más dudas que certezas. No es lo mismo invertir en simuladores (como lo había hecho en el pasado) que en la vida real con los ahorros propios.

Así que le pregunté al asesor comercial, que me había ayudado a llenar los papeles, en qué podía invertir. Le comenté que no me sentía seguro invirtiendo en acciones, consciente de que la volatilidad de los precios no se adecuaba a mi perfil de riesgo y que no me iba a dejar “dormir tranquilo”.

El hombre detrás del escritorio me dio un consejo dorado: “empezá con bonos, entonces…”.

Tomé su sugerencia e invertí mis módicos $ 6.000 de aquel entonces en dos títulos públicos que me ofrecían dólares, algo que en Argentina estaba empezando a escasear porque el cepo cambiario ya llevaba varios meses de maduración y cada vez se volvía más restrictivo.

En cuestión, los dos bonos que compré fueron el Boden 2012 (RG12) y Cupón del PBI en dólares Ley Argentina (TVPA).

El RG12 fue el título emitido para resarcir a los ahorristas que habían sido perjudicados por el “corralito” en 2001.

Por su parte, el TVPA es un bono que se lanzó en la reestructuración de deuda de 2005 para “endulzar” a los bonistas a que entraran al canje. Los cupones o “warrants” del PBI solamente pagan renta si el crecimiento económico argentino supera determinado porcentaje.

Al adquirir esos dos bonos, yo sabía de antemano algo trascendental: las fechas de los pagos.

El RG12 cortaba cupones en febrero y agosto de cada año, mientras que devolvía el capital en cuotas junto al flujo de renta de agosto. En tanto, era sabido que el TVPA iba a pagar en diciembre de 2012 por el crecimiento registrado por el INDEC en 2011. El PBI había trepado un 8,9% y era una cifra que superaba ampliamente el número que hacía “gatillar” los pagos.

Este conocimiento anticipado del cronograma de pagos fue trascendental para mí. Como era inexperto en la bolsa, me daba más seguridad saber cuándo me iba a ingresar dinero. Sin dudas, este elemento me alentó a invertir mis primeros pesos en el mercado.

Ahora que ya sabés mi experiencia, te voy a contar cómo podés armar vos tu propio portafolio de bonos.

Los bonos, la puerta de entrada para invertir en bolsa

En general, los bonos permiten que el inversor conozca anticipadamente la tasa de cupón que pagan y las fechas de cobro de los flujos.

Por este motivo, a los bonos se los conoce como instrumentos de renta fija.

Asimismo, aunque los títulos no están exentos de riesgos, es cierto que son menos volátiles que las acciones.

Estas razones terminan de inclinar la balanza en favor de la renta fija, que siempre debe participar en toda cartera.

Por eso, tal como me había sugerido mi asesor en 2012, yo también te recomiendo invertir en títulos públicos si estás dando tus primeros pasos en los mercados financieros.

¿En qué títulos podés invertir hoy?

“Depende…”, como nos gusta decir a los economistas.

Tu elección depende de qué objetivos manejes y qué perfil de riesgo tengas. Estos atributos que te son propios terminan definiendo qué tipo de bonos son ideales para vos.

Para verlo con más claridad, pongo sobre la mesa un ejemplo del inversor prototípico que me lee en Revancha Argentina. Pensemos en una persona de entre 35 y 45 años, que vive en la provincia de Buenos Aires y tiene una familia con dos hijos en edad escolar. Este inversor promedio busca ganarle a la inflación y cubrirse de la devaluación.

Las características que te comenté ya nos dan una pauta de su perfil de riesgo. Por su edad, podría arriesgar en sus elecciones financieras, pero el hecho de tener una familia de 4 personas lo obliga a moderarse en materia de riesgo. En otras palabras, el inversor del ejemplo podría tener un perfil de riesgo moderado.

En cuanto a los objetivos, esta persona no quiere “salvarse” invirtiendo en bolsa. Él (o ella) solamente quiere ganarle al aumento del costo de vida y tener cobertura en el caso de que el dólar tenga un salto abrupto.

Definidos estos rasgos, ahora podemos avanzar con el menú de bonos que hay en Argentina. Por simplicidad, nos vamos a limitar a los títulos emitidos por entidades nacionales (los otros emisores son provincias y empresas).

Distinguimos dos alternativas de bonos: en pesos o en dólares.

Las variantes de renta fija en pesos comprenden:

– Letras del Banco Central (Lebac), que poseen un vencimiento inferior a 1 año.

– Instrumentos a tasa fija.

– Bonos que ajustan por tasa variable (como la BADLAR).

– Títulos indexados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

Por su parte, los principales bonos dolarizados son:

– Letras del Tesoro (Letes). Tienen un vencimiento menor a 1 año y pagan amortización en dólares). Se pueden comprar en pesos o en dólares.

– Títulos hard dollar (devuelven cupones y amortizaciones en dólar billete). Se negocian en pesos o en dólares.

– Instrumentos dollar-linked (pagan en pesos de acuerdo a la evolución del tipo de cambio).

En virtud de las alternativas disponibles y de las características del inversor promedio vistas anteriormente, te presento una propuesta para que armes tu primera cartera de bonos.

portafolio-bonos

Con Lebac y bonos CER, el portafolio busca sacarle ventaja a la inflación. Las Lebac pagan una tasa que está por encima de la inflación esperada. En tanto, los títulos CER pagan un margen por encima de la inflación efectivamente registrada.

Por el lado de la cobertura, los títulos dollar-linked y hard dollarofrecen ductilidad a la cartera ante alzas en el precio de la divisa norteamericana.

En suma, los bonos constituyen la mejor forma de empezar a invertir en bolsa. Si sos de los inversores que no quieren tomar demasiados riesgos (como lo fui yo en su momento), la renta fija debería estar en primera en tu consideración.

Por una nueva inversión exitosa,

Nery Persichini.

P.D.: Si querés conocer cuáles son los mejores bonos para empezar a invertir hoy, te invito a que leas mis sugerencias en Revancha Argentina

1 comentario en “Tu primer portafolio de bonos

  • Hola Nery los felicito por sus infor.es so muy completos, educativos y fácil de comprender. Gracias por las recomendaciones para empezar a invertir nuestro primer peso en los mercados.

Los comentarios están cerrados.