Lo que hay que saber sobre el “boom” de deuda corporativa argentina

bonos_opt

Las empresas están aprovechando que nuestro país salió de la “lista negra” de deudores y que en el mundo sobran dólares. Sin embargo, la emisión de acciones no es el medio predilecto para obtener fondos. Las estrellas son las obligaciones negociables.

Los últimos meses que transcurrieron desde que Argentina salió del default tuvieron un denominador común en todos los rincones del mercado: búsqueda de financiamiento.

El gobierno nacional y las provincias tomaron la delantera para conseguir fondos que les permitieran cerrar el año de la mejor manera posible. El medio para este fin fue la emisión de todo tipo de bonos, tanto en el ámbito doméstico como externo.

Asimismo, las grandes empresas locales también explotaron el hecho de que Argentina ya no estuviera más en el “Veraz” internacional. Pero a diferencia de los gobiernos soberanos y “subsoberanos”, las compañías tienen dos formas de financiarse: pueden conseguir dinero con acciones o con deuda.

Como verá más adelante, le voy a mostrar por qué las apariencias engañan y por qué, al final de cuentas, las compañías se parecen más al gobierno de lo que todos creíamos.

¿Por qué las empresas necesitan financiamiento?

Los objetivos varían según cada caso particular pero, a grandes rasgos, las compañías buscan satisfacer dos necesidades.

Por un lado, las empresas quieren financiar inversiones. Éste es un paso necesario para expandir los negocios tanto en cantidad como en calidad. En sectores como bancos, energía y agrícola, el esfuerzo de incorporar capital ahora se justifica. El cambio político mejoró los incentivos y las perspectivas sustancialmente.

Por otro lado, las firmas están ávidas de dinero porque quieren hacer más eficiente su manejo financiero. Esto lo pueden hacer a través de dos vías.

Una es el pago de compromisos previamente adquiridos (desendeudamiento). La otra es la financiación a una tasa conveniente para recomprar la deuda vieja y más cara. Si en el proceso se estiran los plazos, la gestión financiera es todavía más eficiente.

Ahora bien, ¿cómo las empresas argentinas están accediendo a la liquidez para cumplir con sus necesidades de inversión y de costo del capital?

Como le adelanté antes, pueden hacerlo con acciones o con bonos (deuda).

Si usted cree que están emitiendo acciones, está muy equivocado…

Supervielle (SUPV) y Havanna (HAVA) —las dos firmas que primero “salieron a bolsa” luego del cierre del capítulo “buitre”— son solo dos golondrinas que no hacen el verano en lo que a emisión de acciones se refiere.

El “early mover” fue Supervielle (SUPV), que en mayo pasado recaudó $ 3.000 millones (US$ 212,3 millones) y empezó a cotizar simultáneamente en Nueva York y en Buenos Aires. El dinero lo usará para ampliar y fortalecer su posición en el sistema financiero argentino.

Por su parte, Havanna (HAVA) luego su entrada en la plaza local y obtuvo $ 158 millones el mes pasado. El capital que le ingresó se empleará en la nueva planta que se construirá en el parque industrial de Batán y en la remodelación de locales.

Sin embargo, los valores recaudados fueron minúsculos dentro de la masa de financiamiento total de las empresas locales. Según información del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), la emisión de acciones representó sólo el 5,6% del financiamiento en el primer semestre de 2016.

En este sentido, la realidad del origen de los fondos que consiguen las empresas se aleja bastante de las festejadas emisiones de acciones de SUPV y HAVA…

En verdad, el camino que las grandes firmas están siguiendo es el de la colocación de deuda.

El  “boom” de  las obligaciones negociables argentinas

Las empresas se están inclinando más por la emisión de obligaciones negociables (ON) que la de acciones.

Para entender las razones, veamos qué hay detrás de estos instrumentos…

Las ON son activos de renta fija y tienen características similares a los bonos que emite el gobierno. Pagan una tasa de interés de forma periódica y, por lo general, devuelven el capital al final.

Se trata de inversiones fáciles de entender para la mayoría de los inversores porque informan por adelantado el cupón de renta que pagan y las fechas de esos pagos. Esto hace de las ON activos con menor volatilidad y, por lo tanto, menos riesgosas que las acciones.

La predilección por las ON también se ve por el lado de las empresas. A diferencia de la emisión de acciones, los tiempos de salida de los bonos corporativos son mucho menores. Muchas veces, establecer un valor mínimo de negociación elevado (US$ 150.000) facilita todavía más el proceso.

En simultáneo, las ON tienen una ventaja estratégica: no sientan nuevos accionistas en la “mesa chica” de la Asamblea. Quienes tienen ON en su poder son acreedores que, si bien tienen prioridad de pago sobre los accionistas, no tienen ningún tipo de injerencia en las decisiones que marquen el rumbo de la empresa.

Otro condimento que permite entender el fenómeno de la deuda corporativa es la elevada liquidez internacional (abundancia de dólares) y el apetito por el riesgo de los inversores extranjeros. Es que en el mundo las tasas de interés están cerca (e incluso por debajo) de cero y esto incita a que los inversores tengan que buscar nuevos instrumentos rentables.

Con todos estos ingredientes tenemos la explicación del “boom” de las ON y la preferencia de éstas por sobre las acciones, tanto por parte de las empresas como de los inversores.

La siguiente tabla resume las emisiones corporativas de empresas argentinas en el exterior.

160725 emisiones corporativas tras default

Desde que se levantaron las cautelares que permitieron salir del default, las empresas capitalizaron el contexto internacional. Por esta razón, la demanda de deuda corporativa fue enorme y permitió a las empresas obtener financiamiento por US$ 4.360 millones.

Tanto los vencimientos como los rendimientos de las nuevas emisiones fueron variables.

El Banco Galicia emitió el título más largo a 10 años. Si bien tuvo un rendimiento exigido inicial bastante elevado (8,25%), hoy la tasa se redujo 120 puntos base (bp) hasta el 7,05%.

En tanto, las tasas de interés tuvieron un piso de 6% y un techo de 9,875%, en función de la percepción de riesgo y condiciones de mercado.

Arcor, una de las empresas más importantes y respetadas del país, fue la que consiguió el menor costo financiero. A fines de junio, el mercado le exigió un retorno de 6% anual por su deuda a 7 años. Al día de hoy, la tasa se redujo a 5,29%.

En cambio a Albanesi, un grupo con foco en el mercado energético, se le exigió un retorno mucho más alto de 9,875%.

La lista de empresas colocadoras de obligaciones negociables en el mercado internacional está lejos de terminar acá…

Se espera que en los próximos meses Telecom y Pampa Energía salgan a buscar financiamiento con nuevas ON.

En suma, las apariencias pueden ser engañosas. La decisión de Supervielle y Havanna de emitir acciones fue la excepción más que la regla en los últimos meses.

Por el contrario, las empresas tomaron el ejemplo del gobierno. Así, la etapa post salida del default estuvo signada por una avalancha de colocaciones de bonos corporativos en los mercados internacionales.

Si bien los montos todavía no son para alarmarse, en el futuro la carga de la deuda podría ser relevante. Y por este motivo, todo análisis de inversión, especialmente en renta variable, tendría que empezar a mirar en detalle los aspectos del endeudamiento de las empresas.

Por una nueva inversión exitosa,

Nery Persichini
Economista y Editor de Revancha Argentina.

P.D.: Si quiere estar al día con las últimas noticias económicas y del mercado argentino, lo invito a seguirme en Facebook y en Twitter.

5 comentarios en “Lo que hay que saber sobre el “boom” de deuda corporativa argentina

  • Que sucede si se compra un bono sobre la par y en el futuro es “Llamado”?
    Se pierde la diferencia entre el valor de compra y el face value?
    Gracias
    Dougall
    Neuquen

  • Hola Nery, soy suscriptor de M5M, y de IG por el momento, el comentario anterior decías la forma de abrir una cuenta de brokers a través de Internet sin moverte de tu casa y quisiera me enviarás el instructivo, además como invertir en dólares y recibir tanto el capital como renta en la misma nominación , hasta ahora toda la información que me han enviado ( entiendo que es tu trabajo ) en todos los casos te ofrecen alternativas de inversión con ganancias extraordinarias !!!!!, pero 1ro. paga y después te paso el dato para que te arriesgues, desde el vamos el que pierde entre “”, es uno, no se si soy claro con esto no quiero ser chocante pero hasta ahora no veo nada real o que merezca ser considerado, el director de IG te ofrece ganar U$S 1500 por mes pero pone 1ro. $ 17000 y después te paso el dato, en tu caso suscribí a Revancha Argentina y blablablá, gracias

Los comentarios están cerrados.