¿Le diste las gracias a Samuel Katz?

141002093351-who-is-warren-buffett-00003827-1024x576

Seguro no tengas idea de quién es Samuel Katz. Pero si sos un inversor global estoy convencido de que le tendrías que dar las gracias. Hoy te explico cómo hizo este inversor para acercarnos la posibilidad de invertir en Bershire Hathaway, la famosa empresa de Warren Buffett.

Los últimos días han sido movidos en casa.

Estuvimos haciendo una ampliación con materiales de la Acme Brick Company, que tiene 25 fábricas de ladrillos en Estados Unidos, y también tuve que comprar muebles nuevos, que llegaron hasta mí usando los servicios de la empresa BNSF Railway, que opera 1.600 trenes de carga por día.

Para alejarnos un poco de los ruidos de la obra en casa, llevé a mi hijo a comer hamburguesas con papas fritas las cuales acompañó con Ketchup Heinz, la marca número uno del mundo en su rubro. Obviamente tomamos Coca Cola (otra número uno).

Siendo un día especial, ya que fue nuestro aniversario, a mi esposa le compré un anillo en Helzberg Diamonds.

Aunque te parezca imposible, en todos los casos fui cliente del mismo holding de inversiones. ¿Sabés cuál es la única compañía que produce tanto ladrillos como anillos de diamantes? ¿Sabías que además podés invertir en todo esto por sólo u$s 142?

Berkshire Hathaway (BRK-B) es un holding de inversión gigante liderado por Warren Buffett y que entre sus principales tenencias se encuentran las siguientes compañías:

fedenews.1

 

Warren Buffett es sin lugar a dudas uno de los inversores más exitosos de todos los tiempos. Su empresa Berkshire Hathaway es una de las 5 empresas más grandes del mundo según su capitalización bursátil (esto surge de multiplicar el valor de su acción por la cantidad de ellas que hay emitidas).

Pero para que tomemos dimensión del tamaño del imperio del Oráculo de Omaha de otra manera, Berkshire emplea a más de 300.000 personas. Esto es más que Apple, Alphabet (Google) y Microsoft… juntas.

Todos los que estamos en el mundo de las inversiones hemos oído hablar de Warren Buffet. Sus discursos en las reuniones anuales de accionistas son seguidos muy atentamente por los participantes del mercado. Incluso este año por primera vez la reunión pudo ser seguida en vivo por internet. Y como no podía ser de otra manera disfruté de la misma. Si no me crees lo espectacular de esta reunión, lo que ves en la siguiente imagen no es un partido de la NBA sino la reunión de accionistas:

fedenews.2

 

Pero no siempre fue tan fácil tener acceso a la reunión anual para conocer de primera mano la opinión del mercado que Warren Buffett concedía a sus accionistas.

Transcurría el año 1996 cuando sólo un exclusivo grupo de inversores podía invertir en la compañía porque sus acciones se negociaban a u$s 33.000 cada una (¡¡¡actualmente están a más de u$s 215.000!!!).

Como te podrás imaginar, un valor tan elevado por cada acción individual impedía que los pequeños inversores pudieran invertir en Berkshire Hathaway. Esto era buscado por Warren Buffett ya que sostenía que el alto precio alentaba las inversiones de largo plazo en su compañía, en detrimento del trading especulativo.

Sin embargo, hay una persona mucho menos conocida que contribuyó en gran medida a que pequeños inversores puedan acceder a invertir en la acción de Berkshire Hathaway. Su nombre es Samuel Katz.

Samuel Katz ha dedicado su carrera a las finanzas y a la política. A mediados de los ´90 adquirió cuatro acciones de Berkshire Hathaway a u$s 19.000 cada una. Luego de hacer una lluvia de ideas con otros accionistas, para encontrar formas de hacer la firma más accesible para el pequeño inversor, quiso avanzar en la creación de un Unit Investment Trust (UIT por sus siglas en inglés, el cual es algo similar a un fondo común de inversión) pero que sólo comprara acciones de Berkshire Hathaway y de esta manera permitiera acceder a la misma con un menor capital.

Los borradores del UIT decían que el fondo iba a invertir en “una sola empresa y solamente en una empresa”. Los compradores del fondo podrían acceder a invertir de la mano del “más grande inversor mundial”. Katz se comunicó con Buffett para comunicarle su idea, pero a éste no le agradó demasiado.

En su carta anual a los accionistas del año 1996, Warren dijo que este tipo de fondos iban en contra de los intereses de largo plazo de los accionistas actuales ya que la demanda por estas unidades podría generar una burbuja especulativa. Además, los acusó de usar su historial de altos rendimientos, que no son repetibles en el tiempo, para cobrarles una alta comisión a los pequeños ahorristas.

Por eso es que ese mismo año Buffett lanzó las acciones clase B por un total de 565 millones de dólares. Finalmente, Katz abandonó su idea.

“Como una persona que pasó tiempo en la industria de las acciones, fue la mayor transacción de acciones en la que estuve involucrado por la cual no cobré absolutamente nada”, dijo Katz.

Eventualmente, Buffett reconoció el rol de Katz en una de sus cartas diciendo que “en realidad la clase B funcionó bien para todos, quizá de algún modo le debamos algo al Sr. Katz, aunque no hayan existido buenas intenciones de su parte”.

Katz se retiró del mundo financiero y actualmente se dedica a hacer documentales. Vendió sus acciones clase A para pagar la Universidad de sus hijos. Las había comprado por u$s 80.000 y las vendió a u$s 290.000, obteniendo una ganancia de 262% en diez años.
“Me alegro de que Sam haya ganado dinero con Berkshire a través de sus acciones y no cobrando altas comisiones a inversores poco sofisticados”, dijo Buffett.

Aunque, después de todo, Katz ha encontrado una forma de beneficiarse de la gran cantidad de fans de Berkshire. Su hijo, Benjamin Katz, alquila su departamento a los accionistas que vienen a Omaha para la reunión anual.

Si observamos el desempeño que ha tenido Berkshire Hathaway desde la creación de la acción B en mayo de 1996, la misma ha subido un increíble 603% casi triplicando el desempeño del S&P500 que en idéntico período subió 209% (anualizado nos da un 10,22% anual por parte de la compañía de Warren Buffet versus un 5,8% del S&P500).

No quedan dudas de que la mayor apertura del capital permitió a muchos más inversores (sobre todo pequeños) beneficiarse con los aciertos del Oráculo de Omaha. Por ello, todos debemos darle las gracias a Samuel Katz.

¡Buenas inversiones!

Federico Tessore
Para El Inversor Diario.

1 comentario en “¿Le diste las gracias a Samuel Katz?

  • Hola Federico.
    Mi consulta está en torno al precio del dólar. Hoy quedo muy retrasado con respecto del resto de los bienes transables. Yo me dedico a construir y el costo del m2 en usd lo veo tan desfasado con respecto al histórico q creo que es más negocio comprar billetes y esperar una corrección que reinvertir en obras. Vos q opinas ??? Pensas q las propiedades pueden seguir subiendo ??? O es más factible un ajuste en el tipo de cambio ??

Los comentarios están cerrados.