Lo que hay que saber sobre Supervielle, la acción argentina de moda

news-1

Las empresas están comenzando a explotar el camino que allanó el gobierno al salir del default. La semana pasada el Grupo Supervielle salió a Bolsa. ¿Conviene sumarse a la moda e invertir en este papel debutante?

 

“Argentina se puso de moda” es una frase que no paro de escuchar desde que la economía se libró del grillete del default.

La tendencia de acercamiento al mundo la inició el Gobierno Nacional hace poco más de un mes. Para cerrar el oscuro capítulo con los holdouts, el Tesoro colocó bonos por US$ 16.500 millones.

Pero los inversores ofrecieron casi US$ 70.000 millones mostrando que Argentina y sus rendimientos superiores al 8% anual son una sensación en un mundo con tasas muy bajas.

Luego, cual modelos de un desfile, provincias como Neuquén y Mendoza se sumaron a la pasarela de las emisiones de deuda para aprovechar ese apetito global por activos locales.

Sin embargo, todavía faltaban las estrellas que la dan vida a todo mercado. Faltaba la llegada de nuevas acciones.

Finalmente, la espera terminó…

El pasado jueves 19 de mayo Banco Supervielle colocó acciones por más de US$ 212 millones e ingresó simultáneamente en la Bolsa de Nueva York (NYSE) y en Buenos Aires (BCBA).

Con esta noticia, se rompió el “maleficio” de casi dos años sin nuevas acciones argentinas en Wall Street. La última en ingresar en el selecto grupo había sido la tecnológica Globant (GLOB) en 2014.

Supervielle también se convirtió en la primera compañía en salir a cotizar en Buenos Aires desde 2014, año en el cual vimos el debut de Petrolera Pampa (PAMP).

El flamante ticker de la firma bancaria es SUPV, tanto en Nueva York como en Argentina.

¿Qué hay detrás de esta entidad financiera que hoy está acaparando todos los reflectores?

1

Algunos datos de Supervielle

El Grupo Supervielle es un holding nacional, con una larga presencia en el sistema financiero argentino. La familia Supervielle controla la entidad desde 1887.

El conglomerado se conforma de la siguiente manera:

– Supervielle Banco

– Supervielle Seguros

– Supervielle Asset Management (fondos comunes de inversión)

– Tarjeta Automática (préstamos al consumo)

– Cordial Microfinanzas (préstamos a microemprendedores)

– Espacio Cordial (seguros, planes, turismo y salud)

– Viñas del Monte (vitivinícola)

En cuanto al alcance, el Grupo Supervielle cuenta con una amplia cobertura territorial y fuerte presencia en la Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Tucumán y San Luis (provincia en la cual es agente financiero).

Para cubrir dichas áreas, SUPV tiene 145 sucursales bancarias y 32 centros de atención para el pago a jubilados y pensionados, 11 centros de venta y cobro, 66 puntos de venta ubicados en supermercados Walmart, 61 centros de financiación al consumo y otros puntos de venta.

Asimismo, Supervielle cuenta con más de 2 millones de clientes. Entre ellos, 1,7 millones son clientes minoristas del banco y casi 400 mil son clientes minoristas de las demás subsidiarias del grupo.

Más allá del peso de las subsidiarias para conectar el interior del país, el negocio más importante de Supervielle pasa por el canal bancario.

SUPV es el quinto banco privado de capital nacional más grande de Argentina en términos de activos. Si consideramos al total de bancos, SUPV ocupa la posición número 15.

Ahora que conocemos un poco más la empresa, veamos cómo le fue a la acción en su primer día de cotización en Buenos Aires y si conviene o no apostar por SUPV.

¿Compramos la primera acción que aprovechó la moda argentina?

El jueves, tras el debut en Buenos Aires, SUPV tuvo un volumen de $ 37,4 millones y fue el papel más negociado detrás de Petrobras Brasil (APBR).

Además, SUPV tuvo un peso relativo importante dentro del monto total que se transó en acciones aquel día. El papel debutante explicó el 15,8% de los $ 236,77 millones operados.

El interés en la acción también lo podemos ver mediante el siguiente dato: el monto negociado en SUPV superó la suma del total operado por Banco Macro (BMA), Grupo Galicia (GGAL), Banco Patagonia (BPAT) y Banco Francés (FRAN).

Ante semejante efervescencia, los economistas y analistas nos hacemos la siguiente pregunta: ¿conviene invertir en la Cenicienta de 2016?

Mi consejo es mantener la cautela ante todo. Las historias de las acciones debutantes suele ser similares.

Habitualmente, reina el optimismo en los primeros días de cotización. La evolución del precio suele ser favorable y el volumen acompaña.

Pero al cabo de un tiempo, cuando la espuma baja, las acciones pierden el impulso de la euforia inicial y se ven obligadas a encontrar un driver más sustancial. En ese momento, entran en la zona de los fundamentos.

SUPV no escapará a esta lógica y cuando ingrese en el terreno de los fundamentos, según mi visión, a priori no lleva la delantera respecto del resto de los bancos.

Para afirmar esto, me baso en algunos ratios de valuación en comparación con sus competidores directos. Por ejemplo, veamos un indicador como la relación Precio/Ganancias por acción (P/E, por sus siglas en ingles).

El P/E nos dice cuántos años necesita un inversor para recuperar su capital en el caso de que las empresas mantuvieran su rentabilidad constante y repartieran íntegramente sus ganancias en forma de dividendos.

El siguiente gráfico compara los P/E del sector bancario en Argentina.

news-2

Entonces, si asumimos los supuestos detrás del P/E, el Banco Supervielle sería la acción bancaria más “cara” de la Bolsa de Buenos Aires.

La explicación es simple: SUPV repagaría la inversión en 14,5 años. Esta cifra es casi 2 años más que lo que tardaría Banco Santander Río (BRIO), su competidor más cercano. Además, SUPV se demoraría casi 4 años más que el promedio del sector (10,8 años).

Como se ve, la moda y sus apariencias pueden ser engañosas…

A modo de conclusión, me parece muy promisorio que las empresas empiecen a aprovechar el escenario que inauguró el gobierno al salir del default.

Celebro el arribo de SUPV a la bolsa porque inyecta dinamismo a un mercado que viene de capa caída. Además, renueva el optimismo de empresas (que pueden tomar el mismo camino) y de inversores (que tienen una mayor oferta de instrumentos).

Sin embargo, dejarse llevar por la emoción inicial y obviar los fundamentos puede ser extremadamente riesgoso. Así que tenga cuidado con enamorarse de la moda.

Por una nueva inversión exitosa,

Nery Persichini

Economista y Editor de Revancha Argentina

P.D.: Si quiere estar al día con las últimas noticias económicas y del mercado argentino, lo invito a seguirme en Facebook y en Twitter.