Cómo ganar cuando todos pierden

Cambiá para ganar

La mayoría de los inversores compran un activo porque su análisis -o incluso su fe- les dice que en el corto, mediano o largo plazo va a subir, pero pocos se ocupan de sacarle provecho a la baja…

 

En mis años de experiencia en los mercados financieros internacionales y también en el ámbito empresarial, he notado que la mayoría de los inversores y empresarios cometen un gravísimo error: sólo saben actuar cuando ganan, pero pierden el rumbo o se paralizan cuando el escenario es negativo.

Una extraña fuerza los anula…

No están preparados para una estrategia defensiva o al menos dejan muchos flancos descubiertos.

En el mundo de las inversiones, la gran mayoría de los players recurre sucesivamente a una estrategia alcista. ¡Pareciera que están “programados” para ser optimistas!

Incluso sucede -demasiado a menudo- que ni siquiera se detienen a analizar un eventual escenario negativo, como si el mismo fuera algo prácticamente imposible o de escasa probabilidad.

O quizás por cábala…

¡Terrible error! Los ciclos en los mercados son cambiantes y en forma frecuente, muy frecuente.

Ahora, para poder jugar en un mercado a la baja, lo primero que hay que aprender es a detectar cuándo comenzará el ciclo bajista para poder posicionarse a tiempo o al menos tratar de entrar en el inicio de esa fase descendente del mercado.

Activá el radar

Una de las variables que debés mirar si querés descubrir el inicio de un ciclo bajista es el volumen negociado. Es un dato clave, aunque no el único, para que veas la fuerza que tiene la tendencia del mercado. Si la suba se produce con pérdida de volumen, puede ser un indicio de que se puede avecinar un cambio de tendencia y que se está cerca de los precios máximos.

Tenés que aprender sobre los diferentes indicadores técnicos de medición de tendencia, como por ejemplo las medias móviles, las figuras de análisis, entre otros, que pueden darte señales de compra y venta para tomar la decisión correcta. Hacé click acá y podrás tener acceso exclusivo a la Academia de Inversores de Inversor Global, lo que te permitirá conocer y manejar todas las herramientas que utilizan los mejores profesionales del mercado a la hora de invertir, explicadas de un modo muy simple.

Otra variable que hay que analizar es la cantidad de posiciones bajistas que se encuentran abiertas en el mercado. Cuando las posiciones abiertas de este tipo son cada vez mayores, la tendencia bajista es más probable que se produzca a la brevedad.

Preparate para la acción

Uno de los consejos cuando todo cae es buscar lo seguro. Eliminá las opciones más volátiles de tu portafolio, ya que son las que te pueden producir mayores pérdidas.

También “limpiá” la cartera de activos perdedores. Si hay inversiones que no dieron fruto y tenés dudas sobre si los darán ahora, venderlos es una buena manera de hacerse de efectivo antes de que empiece la caída del mercado.

Tener liquidez es muy importante para recomprar a precios más bajos. Es un arma clave. No significa no estar invertido, pero sí que tenés que hacerlo en activos o fondos que te permitan cobrar intereses, a la vez salir rápido y hacerte de efectivo para poder aprovechar los precios bajos que producirá la caída del mercado.

Tené una parte de la cartera en renta fija para asegurarte un cobro de intereses pese a la volatilidad de los precios.

Diversificar en diversos mercados y clases de activos también te puede ayudar a soportar mejor la baja.

Una herramienta complementaria es rotar tu cartera de inversiones a activos pertenecientes a sectores defensivos. De este modo reducirás la volatilidad y la eventual baja. Esto implica tomar posición en acciones pertenecientes a sectores como utilities, salud y consumo básico, que históricamente son menos sensibles a los movimientos fuertes del mercado.

Screenshot_1_news

Hacé diferencia en la baja

Si aceptás más riesgo, podés colocarte en una posición “vendido”, esto implica apostarle a la caída del mercado. Acá no estarás cubriéndote, sino jugando a ganar en la caída.

Entre los activos a elegir, hay algunos ETFs que replican e incluso multiplican en modo inverso los movimientos de los precios. Es decir que cuando cae el mercado, con estos instrumentos vos ganás.

Otra alternativa es recurrir a las opciones. Podés vender opciones de compra o comprar opciones de venta. Tené en cuenta que si vendés opciones de compra en descubierto, es decir sin tener las acciones, estarás expuesto a un mayor riesgo.

Como herramienta ultra ofensiva, las opciones tienen el adicional de que permiten “apalancarse”, es decir que podés operar por un lote de acciones mayor si no tenés los fondos para adquirirlas.

También debés invertir en activos que te pagarán en efectivo, como las acciones que abonan regularmente dividendos. Un porcentaje X de rentabilidad por dividendos es equivalente a un porcentaje idéntico de protección frente a posibles pérdidas.

Otra alternativa es que pongas la mira en empresas que tengan fuertes disponibilidades de efectivo. Esto les ayudará a soportar una crisis o afrontar las deudas, pero también podrán adquirir a otras empresas que se debiliten y a precios atractivos.

Screenshot_2_news

Convertite en un todoterreno

Un buen inversor no es quien logra comprar a bajo precio y obtener buenas ganancias, sino el que sabe ganar cuando el mercado sube pero que también saca provecho cuando baja. A eso debés apuntar.

Ser optimista es muy positivo en la vida, pero en el mundo de las finanzas no es una cualidad siempre válida.

Como dijo el reconocido banquero Shelby Cullom Davis: “Ganás la mayoría de tu dinero en un mercado a la baja, lo que pasa es que no lo sabes”. Esto quiere decir que las inversiones prudentes tienen mayor retorno cuando se realizan en un mercado en baja.

Hay que saber operar a la baja tanto como al alza, ¿O acaso conocés algún campeón mundial de automovilismo que doble sólo para un lado?

En un mercado continúa a la baja, podrás salir a la caza de acciones subvaluadas, gracias a que contarás con liquidez producto de las ventas de activos realizadas o incluso recomprar más de los que poseías, aprovechar la baja puede multiplicar tus ganancias.

Pero tené muy en claro que “jugar a la baja” es una estrategia para un determinado momento y no en forma indefinida. Estas tendencias terminan en algún momento por lo que estar vendido no es algo viable por mucho tiempo.

Si querés saber más sobre estrategias tanto al alza como a la baja, enAsesoría Tessore, te brindaré todas las herramientas que estás necesitando.
Nos reencontramos la semana que viene.

Saludos,

Federico Tessore
Director de Inversor Global

 

1 comentario en “Cómo ganar cuando todos pierden

  • Muy interesen ate la nota pero a costa de pecar de ignorancia insalvable, no sé qué son las ETFs y tampoco estoy completamente seguro de saber qué es estar ¨vendido¨ ¿se refiere a que el neto entre opciones de compra (¿calls?) y ventas (¿puts?) sean de mayor valor las últimas?. ¿Los activos sub yacentes en la nota son ON, acciones, opciones, bonos o es indistinto?.

    Si por el nivel de mis dudas uds. no las pueden atender, gracias igual

Los comentarios están cerrados.