¿Invertir como Dios o como el Diablo?

¿Invertir como Dios o como el Diablo?

Muchos me preguntan por las inversiones éticas o moralmente correctas. Yo les respondo: “Esto no es una ONG. Estamos en el negocio de hacer dinero”.

Durante mi agitado paso por Buenos Aires, el jueves de la semana pasada, tuve una reunión con un inversor muy especial. Especial por dos motivos: por un lado es un gran amigo y mejor gran persona. Un tipo de valores, principios, “que tiene códigos” como solemos decir en Argentina.

Pero por otro, esas buenas cualidades lo llevan a analizar con un criterio muy particular sus inversiones. Se podría decir que es un ético full time, de los que escasean. Y que nunca baja la guardia…

Juan Manuel (ese es su nombre), se pasó toda la charla tratando de convencerme de que invertir en forma ética es no sólo posible sino redituable.

Me puso a pensar…

¿Es así?

Él prefiere invertir sólo en negocios con los que está moralmente de acuerdo. Básicamente, compra acciones que nada tengan que ver con sectores como juegos de azar, tabaco, bebidas alcohólicas, fármacos, armas, anticonceptivos o que puedan tener impacto ambiental.

Es muy valedera su causa, ¿pero le rinde?

Como ya sabés, a mí me gusta ver los números detrás de las ideas. Después de todo, estamos en el negocio de hacer dinero.

No es que tenemos una ONG…

Los hechos

Uno de los más importantes “fondos éticos” es el Neuberger Berman Socially Responsible Fund (conocido como NBSRX). Está diseñado para quien desea apostar por empresas fuertemente comprometidas con políticas de responsabilidad social.

El mismo busca captar compañías que sean una buena oportunidad de inversión pero que a la vez sean líderes en desarrollar políticas relacionadas con el medio ambiente y las buenas prácticas laborales. Sus principales 20 activos, con su respectiva participación porcentual en el fondo, son:

160310-n-1

Para alegría de mi amigo, el NBSRX no ha tenido un mal desempeño: ha reportado una ganancia de 47,8% en los últimos cinco años.

Pero tras mirar los números del fondo de mi amigo, le propuse un desafío, comparar su “fondo ético” con un fondo totalmente opuesto.

Es decir, por un fondo que apuesta por acciones “vice stocks” (acciones del vicio), cuyas actividades son mal vistas y seriamente cuestionadas, como casinos y otros juegos de azar, tabaco, bebidas alcohólicas, armamento o relacionadas al ocio, todo lo que le genera repulsión.

Dicho de otra manera: empezar a escuchar más a ese Diablo que te habla en el hombro.

Para eso tomé un fondo que podría denominarse “de vicios” y que se denomina Barrier Fund (VICEX), integrado de la siguiente manera:

160310-n-2

Comparé la evolución de los mismos en los últimos 5 años y evolución fue la siguiente:

160310-n-3

La línea azul, corresponde al “fondo ético”, el cual como mencioné anteriormente, arrojó un alza de 47,8% en los últimos cinco años.

Pero la línea naranja, la pecadora, fue superior. ¡Tuvo una suba del 78,3%! Incluso llegó a superar al S&P500 por 10 puntos…

¿Santos o pecadores?

Este análisis es una buena forma para poder demostrarle que en el mundo de las inversiones financieras y bursátiles no es un lugar para tener demasiados preceptos morales, al menos si se quiere buscar maximizar la rentabilidad.

Como dijo el gran especulador George Soros: “Como actor del mercado, intento maximizar mis beneficios. Como ciudadano, me preocupan los valores sociales: la paz, la justicia, la libertad, o lo que sea”.

Las oportunidades que genera la lujuria pueden agregar más dinero a nuestras inversiones, al menos en la foto de hoy. Por lo visto, el “diablo metió la cola” y resultó ser el mejor inversor.

Te deseo un excelente viernes. Mañana sábado vamos a publicar un newsletter con las preguntas más frecuentes de la semana y un resumen de las columnas que publicamos esta semana que está terminando. Mañana nos vemos.

¡Buenas inversiones!

Federico Tessore

Para El Inversor Diario

3 comentarios en “¿Invertir como Dios o como el Diablo?

  • Creo sinceramente que la moral existe, si vos vas al usurero del barrio, le pides un préstamo en efectivo, el como acreedor te hará firmar un mutuo, donde aceptas una serie de condiciones, te hace firmar un pagaré e incluso te puede pedir un cheque a su orden por el monto del préstamo más los intereses como garantía y vos que por poco no le prestas la cola para que te la rompa, con tal de tener la guita (que tienes la suerte de poder hacer con ella lo que quieras), el día del vencimiento no le pagas y pasado el tiempo tampoco lo haces. Que hace el usurero?. Te protesta el pagaré a los 30 días, te deposita el cheque, que seguro viene devuelto por el banco. Te inicia juico por el cheque, por los bienes declarados en el mutuo y……..en síntesis, al año te deja en la calle. Quien tiene razón: el buitre(chancho) o vos (que le das de comer)? . “PENSALO” Y NO TE DEJES LLEVAR POR LO QUE DICEN LOS QUE SE FUERON DEBIENDO,

  • Buenas.
    Entiendo el concepto de estar en el negocio de hacer diNero. Es un concepto duro. Pero como los seres humanos somos una unidad, para mi, no es posible separar las inversiones de lo moralmente aceptable para cada uno. Por ejemplo si Soros como ciudadano se interesa por el cuidado del medio ambiente pero al mismo tiempo invierte en acciones de empresas que lo dañan , entonces es incoherente con sus palabras y sus hechos hablan mal alto que ellas. Esto es, realmente no le interesa el medio ambiente. De la misma manera a la inversa, si uno invierte en acciones de empresas q favorecen el bienestar y la mejora en calidad tanto del ambiente como de la gente. Para mi si se divorcia una cosa de la otra, lo que me habla de las personas son sus hechos. Espero haberme hecho entender con el ejemplo que use. Saludos.

  • Yo honestamente quiero maximizar mis ganancias pero dentro de mi marco Moral, creo que no es ganar x el solo hecho de ganar, sin que me importe nada el resto, creo que el ser humano es una unidad y hay que tener unidad de vida, no se puede ser un diablo en las inversiones y un buen ser humano en el resto de tu vida. Respeto la opinión contraria pero no la comparto en absoluto. Saludos

Los comentarios están cerrados.