House of Cards a la emergente

House of Cards a la emergente

Durante muchos años el factor político ha sido ignorado por el inversor cuando desarrollaba una estrategia de portafolio. Esto ha cambiado fuertemente en el último tiempo en los mercados emergentes y es algo que debés considerar estrictamente antes de invertir. Como vulgarmente se dice, la política metió la cola.

El último fin de semana aproveché los días no laborables de Semana Santa para ponerme al día con muchas cosas. Entre ellas, con una que tenía postergada hace mucho tiempo: comencé a ver la serie House of Cards. Muchos están familiarizados con esta mega producción de Netflix, que trata de las entramadas de la política estadounidense. Para quienes todavía no se han insertado en la materia, la recomiendo fuertemente.

Kevin Spacey, en la piel de Frank J. Underwood, es un político que trabaja en el Congreso estadounidense y teje acuerdos con otros funcionarios para alcanzar los objetivos y saciar sus ambiciones. Los métodos que utiliza en muchos de los casos son más que discutibles, pero creo que no dista mucho de los que nos ofrece la vida real.

No solo comprobé que la realidad, en muchos casos, supera la ficción, sino que el mundo emergente actual está plagado de sus propios Franks Underwoods.  Y esto es de vital importancia para tu rol como inversor.

Estamos ante un cambio de paradigma fuerte para los países emergentes. Parece una frase trillada, pero no lo es. Dejame explicarte una breve historia para entender el trasfondo real de la situación de muchas economías de la periferia.

En la primera década de los 2000, los emergentes tuvieron su época de gloria. Dos fueron los motores fuertes que propagaron el impulso. Por un lado, el dinero “barato” que motivó la Reserva Federal de Estados Unidos, bajando sus tasas de interés, impulsó por las nubes el precio internacional de los commodities. Por otro lado, el crecimiento de China a “tasas chinas” implicó un incremento en la demanda de las materias primas muy significativa.

¡Se trataba del mejor de los mundos para la periferia!

Precios más altos de sus productos de exportación y mayor demanda internacional de los bienes que producían era el cocktail perfecto para alimentar la expansión de estas economías.

En aquellos años, la política no tenía nada que hacer en la percepción que el mundo tenía sobre los emergentes. De hecho, muchos gobiernos de corte populista tomaron el control en América Latina, por ejemplo, y el capital financiero los ignoró por completo. ¡Y hasta los alababan!

Así, la política estaba subordinada a la economía. No importaba quién estaba al frente del mando del país mientras las condiciones económicas vigentes no se modificaban. Las economías crecían a gran velocidad y los inversores se regocijaban con grandes ganancias invirtiendo en los mercados de capitales locales.

Todo era muy lindo, fascinante y demasiado fácil para ser cierto.

Hasta que las cosas cambiaron…

Política 1 – Economía 0

Finalmente el rumbo viró 180 grados. Y lamentablemente no para el bien de los emergentes.

Un primer cambio provino de China. Aquí la lógica se impuso y el gigante asiático pasó de crecer a tasas del 10% anual a niveles más sustentables en torno al 6,5% / 7%. Si bien esa expansión no es despreciable, lo cierto es que implica menor demanda de materias primas. Esto es equivalente a menores exportaciones de commodities a ese país.

El segundo gran cambio se dio con Estados Unidos. Allí la Fed retiró los estímulos monetarios (menos oferta de dólares) y comenzó con una suba gradual de la tasa de interés. Esto llevó a una fuerte valorización del dólar y a una caída significativa de los precios de las materias primas. Otra mala noticia para los emergentes.

La situación es totalmente opuesta a la vivida en la primera década del nuevo siglo. Caída de demanda y de precios de los commodities fue un cocktail explosivo que aportó mucho a la inestabilidad de las economías en vías de desarrollo.

Pero esto no fue todo…

Hay un tercer cambio que afecta a la percepción que los inversores tienen sobre los emergentes: la política. La situación de los gobernantes, antes totalmente ignorada, es hoy el principal driver que motoriza las expectativas sobre las economías de estos países. Hoy el ánimo del inversor está dominado por los eventos políticos que se suceden permanentemente en la actualidad.

Cuando la sábana es corta, y ya no se nada en abundancia, los problemas resurgen. Y allí se sienten con fuerza los desmanejos políticos de los años anteriores. La política metió la cola y ésta condiciona a la economía.

Brasil y Turquía son dos casos ejemplares en estos días. Nadie habla de economía en esos países, sino que la política es la que se lleva todas las miradas. Y, lógicamente, es la que mueve el mercado de capitales.

La correlación entre la evolución del Bovespa y las menciones al juicio político a la presidenta de Brasil es realmente alta. Mientras más se habla de apartar a Dilma de su cargo, más reacciona positivamente el mercado accionario.

Observemos el cuadro a continuación…

imagen

En las semanas donde la noticia del juicio estuvo muy presente en los medios, la bolsa brasileña mostró un aumento promedio diario más del 1%. En el otro extremo, cuando no había novedades sobre el proceso político, el Bovespa retrocedió, en promedio, 0,6%.

Algo parecido sucede en Turquía y las fuertes manifestaciones en contra del presidente Erdogan.

Brasil y Turquía son casos emblemáticos de lo que realmente le importa hoy al inversor en los países emergentes. El riesgo político es el factor clave para entender hacia dónde van los mercados bursátiles de estas regiones en el corto plazo.

En la actualidad, los gobiernos de calidad son mucho más reconocidos que aquellos con características de “Castillo de Naipes”. La realidad supera a la ficción con creces y esto es algo que, como inversor, no debes pasar por alto al momento de tomar decisiones para tu cartera.

House of Cards no es más que un breve extracto de lo que ocurre en el mundo emergente hoy.

No dejes de considerar este nuevo paradigma…

A su lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco

1 comentario en “House of Cards a la emergente

  • HOLA DIEGO BUENOS DIAS
    HACE UN PAR DE AÑOS QUE SOY SUSCRIPTOR DE SUS PRODUCTOS. CON LOS QUE HE APRENDIDO MUCHO DE INVERSIONES Y ME MANTENGO BIEN INFORMADO. ENTIENDO QUE ES UN TEMA DE MARKETING DE UDS. EL IR GENERANDO NUEVOS PRODUCTOS, PERO LA VERDAD QUE NO ME PARECE CLARO EL MANEJO O TRASPASO DE PRODUCTOS DE POR EJ. DE CRISIS Y OPORTUNIDAD A CARTERA PROPIA Y AL POCO TIEMPO AHOR A SITUACIONES EXTRAORDINARIAS. PERSONALMENTE ME PARECE DESPROLIJO Y ENTIENDO QUE SI LES SURGEN NUEVAS IDEAS O PROPUESTAS, A LA GENTE QUE YA ESTÀ SUSCRIPTA DEBERÌAN RESPETARLE EL PRODUCTO CON SUS NUEVAS IDEAS. TENIENDO EN CUENTA QUE POR EJ POR CARTERA PROPIA YA SE ABONÒ UN MONTO CONSIDERABLE.
    OTRO TEMA EL JUEVES VI EL VIDEO DE FEDERICO CON EL AVISO DE QUE LE 26 DE ABRIL SEGÙN ALGUNA DECISIÒN DE LA FED SE RESTRINGIRÌA EL USO DEL DINERO FÌSICO. VOS NOS PODRÌAS INCORPORAR ALGUNA INFORMACIÒN AL RESPECTO?
    SALUDOS CORDIALES Y MUCHAS GRACIAS POR TUS RECOMENDACIONES

Los comentarios están cerrados.