El portafolio de acciones post buitres

El portafolio de acciones post buitres

Con el país cerca de pagarle a los holdouts, se aclara el panorama para muchas empresas locales de sectores puntuales. Veamos qué papeles son los mejores para armar una cartera para ganar tras la salida del default.

Finalmente la historia de Argentina y los fondos buitre está entrando en su epílogo. Estamos a pocos días de una casi segura media sanción en el Senado de la ley que permite el pago a los holdouts y la consecuente superación del default.

Así, nuestro país saldría del veraz del mundo, algo equivalente a ver la luz al final del túnel. Y para los inversores, esa luz representa una enorme oportunidad.

A continuación le cuento cómo usted puede explotar esa chance armando un portafolio con los activos que mejores perspectivas tras Griesa, Singer y compañía.

“¿Qué activos elegir?” es la primera pregunta que surge. Como respuesta, le aseguro que la clave para la selección de activos pasa por proyectar un poco el futuro.

Y con esto no me refiero a “futurología” o “astrología”… En cambio, la receta de la elección tiene condimentos que usted, si ha leído mis columnas, ya debe conocer.

Estoy hablando de mirar los fundamentos, las características intrínsecas de cada sector en general y de cada empresa en particular de cara a lo que se viene.

Y lo que se viene es la salida del default. Esto, al menos en teoría, implica mayores facilidades de acceso al crédito, una reducción del costo de emitir deuda y un renovado atractivo por rubros puntuales de la economía a los ojos del capital local e internacional.

En este sentido, veamos qué sectores tienen más potencial en el nuevo escenario que se despeja, y que sí o sí usted debe incluir en su portafolio post buitres.

Una acción bancaria

Le recomiendo incorporar en su cartera un papel de este sector por varios motivos.

Si pensamos en que el mundo va a querer comprar acciones locales, es muy probable que empiecen por los bancos porque son los papeles más cotizados en el exterior.

Por otra parte, el sector tiene buenos fundamentos preexistentes como ganancias que crecen por encima de la inflación, elevada rentabilidad, bajo nivel de endeudamiento y alta liquidez.

Todos estos atributos serían potenciados aún más si nuestro país desarrolla el crédito interno en el largo plazo.

Para posicionarse en el rubro, le sugiero observar las acciones que se negocian tanto en Nueva York como en Buenos Aires. Algunas de ellas son Galicia (GGAL) y BBVA Francés (FRAN).

Un papel energético

El sector de la energía (petróleo, gas y electricidad) sería otro de los favorecidos en el nuevo escenario post default. Y el beneficio vendría por el lado de un abaratamiento del costo de emitir nuevas deudas.

¿Qué significa esto? Que básicamente las empresas podrán endeudarse a una tasa más baja que la actual que se ubica entre 8,5% y 9% anual en dólares.

Lo interesante es que esta nueva posibilidad de endeudamiento podrían emplearla tanto para cubrir las necesidades de financiamiento como las de inversión. Mientras las primeras se refieren a las cuestiones estrictamente financieras (como los rollovers), las segundas se vinculan a proyectos reales.

Por mencionar un ejemplo del primer tipo de decisiones y su impacto, YPF encontraría un bálsamo al refinanciar a un costo más barato su deuda, que está altamente dolarizada. Esto le permitiría retener una mayor parte de sus flujos de caja y tener más flexibilidad en el corto plazo.

Por otro lado, el segundo tipo de endeudamiento facilitaría los recursos necesarios para la realización de nuevas inversiones productivas, que antes no eran factibles. Esta mejora recorrería transversalmente todo el espectro energético, desde Vaca Muerta hasta plantas generadoras de electricidad.

Si a esto le sumamos que en la Argentina de Macri recuperar el autoabastecimiento energético es una prioridad, veo buenas perspectivas para las compañías petroleras y gasíferas, así como para las del segmento de utilities.

YPF (YPFD), Petrolera Pampa (PETR), Transportadora de Gas del Norte (TGNO4), Transportadora de Gas del Sur (TGS2) y Pampa Energía (PAMP) son algunas de las acciones ligadas a la energía que están a su disposición en la Bolsa.

Una empresa del negocio agrícola

Si queremos ganar con acciones en el futuro post buitres, ningún buen portafolio puede excluir papeles agrícolas.

El campo es el segmento más productivo del país y el más relevante en cuanto a generación de dólares. Y esto será todavía más importante en los próximos años si Argentina pretende pagar sus deudas y recomponer sus reservas

Asimismo, ahora el sector tiene nuevas razones para expandirse gracias a Macri. La quita de retenciones y la devaluación le sacaron el techo a la rentabilidad. Los productores ya respiran otro aire y tienen la mirada puesta en ser más productivos para ganar más.

Por esta razón, la inversión en maquinaria y tecnología será vital y determinará buena parte del éxito a mediano plazo.

Si usted quiere tener en su portafolio instrumentos relacionados al agro, siga de cerca acciones como Agrometal (AGRO), Cresud (CRES), Molinos (MOLI), Molinos Juan Semino (SEMI), Ledesma (LEDE) y San Miguel (SAMI).

Una acción inmobiliaria o de la construcción

Las empresas de estos rubros tienen bastante recorrido de cara a lo que podría verse en la economía real.

Por el lado de la construcción y todos sus eslabonamientos, existen muy buenas perspectivas de crecimiento gracias al desarrollo de obras de infraestructura. Esto se vuelve más importante si consideramos que la plataforma de gobierno de Macri confía en la inversión real como motor de la economía.

Por su parte, los negocios inmobiliarios también tienen espacio para avanzar, especialmente  luego de los cuatro años de parálisis sectorial que produjo el cepo cambiario.

En paralelo, la unificación del tipo de cambio y la salida del default serían un combustible adicional para nuevas inversiones en ladrillos, tanto locales como desde el exterior.

De la construcción, tenga en el radar acciones como Caputo (CAPU), Dycasa (DYCA) y Juan Minetti (JMIN). En cuanto al real estate, ponga atención en IRSA (IRSA), Consultatio (CTIO) y TGLT (TGLT).

En resumen, es muy probable que los sectores mencionados tengan un espaldarazo luego de que Argentina regularice su situación de default. Bancos, energéticas, agrícolas y acciones de la construcción o inmobiliarias tienen margen de revaloración.

Un portafolio post buitres debe tener sí o sí presencia en cada uno de esos rubros, pero el momento de compra no es cuando Argentina pague. Ya será tarde…

Para ganar tiene anticiparse e invertir ahora.

Por una nueva inversión exitosa,

Nery Persichini

P.D.: Si quiere conocer en cuáles son las mejores acciones del mercado, lo invito a invertir conmigo en la Bolsa a través de Revancha Argentina. Para más información, haga click acá.

4 comentarios en “El portafolio de acciones post buitres

  • Sumaria la que más atrasada y barata esta que es comercial del plata. Además esta empresa comenzó a apostar en la construcción y biocombustibles, además de salirse de sectores como el juego. Es muy interesante y aún va a estar más barata

  • Les comento somos suscriptores con mi madre de inversor global y hemos comprado acciones en especie como BMA.MOLI.PAMP y tambien en Lebacs y plazo fijo asi que estaremos atentos a cuando comprar o vender más acciones algo que hace 8 años queriamos realizar gracias por las sugerencias de cartera propia hasta pronto

  • Veo que Aluar no esta en las recomendaciones,pienso como exportadora tiene potencial aunque los balances no vinieron bien,como la ven?.sino cambio por otra.

Los comentarios están cerrados.