El bono que es un plazo fijo al 5,9% anual en dólares

Todavía se puede ganar más de un 40% con bonos en dólares

Alejada del centro de la atención, hoy la renta fija tiene precios muy atractivos. En particular se destacaun instrumento que vence en un año y que, por su bajo riesgo, parece una colocación bancaria pero con un retorno asombroso en moneda dura.

En los últimos meses, no tuve ninguna charla con colegas economistas y analistas que excluyera al dólar y a las tasas de interés. ¿El motivo? La importancia que ganaron las tasas pesos en los negocios veraniegos de la city.

Sin embargo, creo que su hegemonía no puede durar para siempre, por lo que conviene mirar las posiciones dolarizadas. Dentro de éstas, los bonos cotizan a niveles muy atractivos que permiten ganar casi un 6% en dólares en un año con muy bajo riesgo.

Antes de avanzar, es importante que usted comprenda cómo compiten las tasas y el dólar. Para visualizarlo más fácil, piense en un “sube y baja”. Cuando uno se vuelve atractivo, el otro pierde impulso.

Puntualmente, hoy las tasas se encuentran en el punto más alto (gracias a una política contractiva del Banco Central), mientras que el dólar está en el nivel inferior de ese sube y baja.

Con tasas de hasta 38% anual, el BCRA le inyectó anabólicos a las posiciones en moneda local con la finalidad de aspirar pesos de la plaza, bajar la inflación en el mediano plazo, pero con el efecto inmediato de sacarle impulso al dólar.

No quisiera ahondar en cuestiones técnicas, pero lo que hay que tener presente son las consecuencias de este accionar. La maniobra de tasas altas no sólo “plancha” al dólar sino que le pone presión al crédito y a la actividad económica en general.

Abusar del recurso podría ser muy caro en términos políticos. Por eso lo veo inviable a largo plazo. Y como las tasas altas tienen fecha de caducidad, recomiendo empezar a mirar el lado inferior del sube y baja, donde abundan las ofertas de los activos ligados al dólar.

Los bonos, de oferta

La semana pasada, el precio del dólar tocó $ 14,63, el nivel más bajo en 45 días. La trayectoria descendente no solo se limitó a la cotización del billete verde sino que se extendió a todo el espectro dolarizado.

Títulos públicos, futuros de dólar, acciones exportadoras y CEDEARs, entre otros, acusaron el golpe en el mercado porque sus precios tienen un componente cambiario que es muy importante.

En este punto es dónde podemos conseguir valores con descuentos significativos, especialmente, dentro de los bonos en dólares.

Algunos de los títulos con mayor peso en el mercado cayeron entre un 8% y 10% en lo que va de marzo. Esto puede ser “doloroso” si lo analizamos con ojos de traders, o sea, como especuladores que compran y venden en el corto plazo.

Pero mi análisis no recae en el trading, sino que tiene un matiz de valor. Y como inversor de valor, recomiendo que pongamos el foco en cobrar los flujos en dólares de renta de los bonos, más allá de la cotización del día.

Con esta perspectiva, el menor precio de entrada de hoy lo tenemos que ver como una oportunidad. Y este renovado interés se observa técnicamente a través de la Tasa Interna de Retorno (TIR) de los títulos.

La TIR es el rendimiento propio de un bono que surge de igualar el precio que se paga en el mercado (valor actual) con los flujos de fondos futuros. Para ello se supone que el título se mantiene hasta el vencimiento (finish) y que los cupones se reinvierten a la misma tasa.

Cuanto más alta la TIR, más rentable es el título aunque también más riesgoso. Asimismo, existe una relación inversa entre el precio y la TIR.

Como las cotizaciones bajaron en las últimas semanas, las TIR de los títulos tuvieron un salto. La mejora de los rendimientos se observa en el siguiente gráfico.

160328-curva-rendimientos

Las curvas de rendimientos (líneas punteadas) no son otra cosa que el reflejo de lo que pagan los bonos en un momento dado del tiempo. Gráficamente, son las líneas de tendencia relacionadas con cada uno de los puntos.

Esos puntos son los bonos, expresados con sus respectivas TIR y duration modificada en años. Ésta última es una medida técnica vinculada con la longevidad de los títulos y con la sensibilidad de sus precios.

Más allá de lo técnico, lo más importante fue el movimiento ascendente que tuvo la curva de rendimientos desde diciembre a la fecha. Esto quiere decir que hoy los títulos tienen una rentabilidad mayor porque sus precios son más bajos.

Es más, se aprecia que la mayor suba de TIR se dio en el tramo corto de la curva. Acá el título más representativo es el Bonar X (AA17) —es una inversión que sugerí hace mucho tiempo en Revancha Argentina. Quienes siguieron la recomendación, llevan ganado hasta un 88%—.

El AA17 rendía 3% anual a fines de diciembre y hoy paga un 5,9% anual en moneda dura…

Se trata de una tasa muy elevada que no tiene razón de ser, al menos por tres motivos, uno de coyuntura y dos referidos al riesgo.

Uno, el sube y baja de tasas y dólar está a punto de revertirse. El Banco Central no podrá mantener el costo del dinero tan elevado durante mucho tiempo más porque perjudica la actividad económica. Por este lado, las posiciones en dólares tienen recorrido.

Dos, Argentina está a punto de salir del default, algo que le bajaría el costo de emitir nueva deuda. Los bonos existentes, paralelamente, verían caer sus rendimientos (suba de precios) porque se considerarían más seguros.

Y tres, siendo más puntual, el AA17 es un activo que vence en abril de 2017. O sea, le restan 12 meses y medio de duración y es uno de los más “cortos” del mercado. Quien hoy pague cerca de $ 1.500 por 100 láminas de valor nominal, tendrá el derecho de cobrar US$ 110,50 de acá a abril de 2017.

Si hacemos la cuenta del tipo de cambio implícito, la operación equivale a comprar dólares de manera diferida a un valor de $ 13,57 (sin incluir comisiones).

En lo personal, considero que es una oportunidad para no dejar escapar, especialmente para los inversores más conservadores.

Si no me cree, piense el AA17 como un plazo fijo en dólares que le paga un 5,9% anual y con poco riesgo. Aunque recuerde que la oferta, por las razones que le comenté, es por tiempo limitado.

¿Usted le diría que “no” a semejante rentabilidad? Ya conoce mi respuesta.

Por una nueva inversión exitosa,

Nery Persichini

Editor de Revancha Argentina

P.D.: Si quiere estar al día con las últimas noticias económicas y del mercado argentino, lo invito a seguirme en Facebook y en Twitter.

3 comentarios en “El bono que es un plazo fijo al 5,9% anual en dólares

Los comentarios están cerrados.