Una oportunidad en un sector anti-recesión

Una oportunidad en un sector anti-recesión

Hoy no vamos a hablar de la incertidumbre de las bolsas ni de la posible recesión mundial. En contraste, le quiero presentar un sector que viene creciendo independientemente de los fenómenos anteriores y cómo puede sacar provecho con una recomendación puntual.

Siento cierta ambigüedad entre mi experiencia cotidiana y lo que voy a escribir en esta columna. Es que todavía no me acostumbro mucho a esta nueva tendencia. No sé si soy muy estructurado, pero lo cierto es que se está dando un proceso que no puedo negar.

Hace tan sólo una década atrás era impensada la existencia de un supermercado que venda todo tipo de productos: autos, casas, terrenos, artículos electrónicos, etc. Sin embargo, este fenómeno es una realidad cada vez más potente.

Y como todo nuevo fenómeno que irrumpe, deja a sus pies ganadores y perdedores en materia de inversiones.

Para ser más claro, déjeme darle un simple ejemplo de lo que me voy a referir. Me pasó hace un par de fines de semana atrás. Estuve buscando un determinado producto importado que no pude conseguir en ningún comercio tradicional en Buenos Aires.

Cuando le comento esto a mi primo Gonzalo, Ingeniero en Sistemas, rápidamente me señala: “Buscalo en Mercado Libre”.

Seguí su consejo y no solo que encontré el producto buscado, sino que había una cantidad de oferentes tal que hacían que el precio al que ofrecían el producto buscado fuera muy competitivo.

Para aclarar, Mercado Libre (MELI) es la plataforma de e-commerce (comercio digital) más grande de Latinoamérica. Su origen es argentino, pero se expandió fuerte a todo el mundo de habla hispana e incluso España.

¡Es como el Ebay (EBAY) latinoamericano!

Sin dudas que se trata de un sector que crece, ininterrumpidamente, desde hace muchos años. No importa si el mundo está en crisis, si las bolsas caen o si los emergentes dejan de ser el motor de la economía global.

Es claramente un sector que no depende del ciclo. Podemos llamarlo un sector anti-recesión.

Cada vez más tiendas globales de importancia, de cualquier tipo de rubro, como Gap Store, Wal-Mart o Apple, dan mayor importancia a las ventas online que a las ventas en sus tiendas tradicionales que instalan en las principales ciudades del mundo.

Para las empresas, la ventaja es que pueden ofrecer todos sus productos a nivel global en una sola plataforma, consolidada, bonificando el envío o no y reduciendo costos.

Para el consumidor, la satisfacción pasa por poder elegir entre una gran variedad de productos y ofertas especiales a solo un clic de distancia.

Cierra para ambas partes y como consecuencia, tenemos lo siguiente:

img-1

 

Sólo en Estados Unidos, las ventas online o e-commerce han facturado US$ 279 mil millones en 2015, según Forrester Research. Esto significa un 8% más que en el año previo, a pesar de la desaceleración económica y un 78% más que en 2009.

La facturación viene creciendo años tras año desde ese período a la fecha. Y para el 2016 se espera que este sector muestre una expansión de, al menos, 6%.

El cambio más significativo de todo es que este tipo de consumo va ganando participación de mercado a un ritmo muy interesante. En Estados Unidos, en 2009, las ventas online representaban el 8% de las ventas totales. Para 2015, ya suman el 11% del total. Y se espera que para 2020 puedan tener el 16% de todo el mercado.

Sin dudas es una tendencia que el inversor no debe desconocer. Y no se trata de un proceso aislado que se da en la principal economía del mundo, sino que es una dinámica global.

¿Quiénes son uno de los jugadores más beneficiados?

Claramente las grandes plataformas de e-commerce que permiten las transacciones entre privados. En Argentina, como comenté inicialmente, lleva el liderazgo Mercado Libre. Pero en los últimos dos años, han surgido una gran cantidad de estas plataformas: Avenida.com, Avalancha.com, son algunas de ellas.

Nuevamente es un nicho de mercado que crece en forma global, sin que sea algo particular de una determinada economía o región.

Una de las principales empresas que se mostró más activa en este rubro durante los últimos años surgió de la segunda economía mundial: China. Líder absoluto de este negocio en un mercado de más de 1.400 millones de personas seguramente que tiene un potencial muy importante.

Pero no solo está aplicando estrategias de crecimiento dentro del gigante asiático, sino que también intenta darle un perfil más internacional a su actividad. En este sentido, la semana pasada anunció una compra de 5% de la empresa Groupon (GRPN).

Me estoy refiriendo a Alibaba (BABA), la plataforma de e-commerce más importante del mundo por cantidad de transacciones. Esta firma está creciendo a un ritmo increíblemente alto, en un contexto desfavorable para el consumo mundial.

Una muestra de lo anterior son los niveles de sus ventas anuales:

img-2

En 2012, Alibaba facturó US$ 3.140 millones. A finales de 2015, sus ingresos netos fueron US$ 12.300 millones. Esto es un 291% más en solo cuatro años.

Es realmente asombroso su crecimiento.

Pero como le comenté anteriormente, se trata de una firma cuya estrategia apunta a diversificar los países donde opera. Y en este momento va hacia la conquista del mercado estadounidense.

Recientemente el nuevo CEO de Groupon aseguró que la prioridad de su negocio era el mercado de Estados Unidos. Entonces, no es casual que Alibaba haya comprado el 5% de esta empresa que resulta muy compatible (y complementario) con el principal negocio del gigante asiático.

Hoy Alibaba es una oportunidad para su cartera. Sobre todo, considerando la dinámica del sector de e-commerce y el alicaído precio que tiene la acción en Bolsa.

A su lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco.

1 comentario en “Una oportunidad en un sector anti-recesión

Los comentarios están cerrados.