La fruta que comen los millonarios

La fruta que comen los millonarios

Por Federico Tessore
11 de Febrero de 2016

Hace unos cuatro años me volví un usuario diario de Apple. Recién me mudaba a Estados Unidos… Veía por todos lados esos teléfonos y computadoras tan estéticas y me veía tentado a cambiar. Pero el miedo a lo desconocido me paralizaba.

Y el cambio de computadora para una persona que se pasa gran parte del día con una no es fácil…

Finalmente junté un poco de coraje, vencí el miedo y a fines del año 2012 me compre la primera Mac. Y de esta forma empecé un viaje de ida que no creo que tenga vuelta.

Desde ese entonces, compro todos los productos de Apple que me parecen que me pueden servir. Hoy tengo un par de Macs, iPhones y iPads. Y te confieso que, cada vez que sale un teléfono nuevo, lo cambio.

Ahora, a los pocos meses de volverme fanático de Apple, tomé una decisión aún mejor: decidí comprar acciones de Apple. Las adquirí a principios del año 2013 a un precio promedio de US$ 50 cada una. Ayer las acciones cerraron a US$ 94. Esto implica casi un 100% de ganancias en dos años. Nada mal si tenemos en cuenta que estos papeles bajaron un 30% durante el último semestre.

Aunque no me creas, no estoy muy contento con haber ganado sólo un 100% con esta inversión. Es que no puedo dejar de compararme con los inversores que compraron hace 10 años.

Ellos sí que entraron barato.  En marzo de 2006, la acción de Apple estaba cotizando a US$ 6. Hoy a US$ 94. Es decir, los inversores que hicieron un 1.000% de rentabilidad en 10 años, convirtieron US$ 10.000 en US$ 100.000. O si lo preferís ver en terminos anuales, lograron una ganancia de alrededor del 90% anual.

¿Ahora entendes porque no me creo el rey del mundo con mi ganancia de 100% en dos años…?

Pero lo que más me preocupa ahora no es el pasado, sino lo que se viene. Me inquieta saber si durante la próxima década Apple va a brindar los mismos resultados que en la pasada.

Lo primero que nos tiene que preocupar es el desempeño de la acción durante el último año. Apple se encuentra un 25% debajo de los precios de un año atrás y un 35% debajo de los máximos alcanzados durante el año pasado.

Es cierto que todo el mercado norteamericano está pasando un mal momento, pero Apple la está pasando peor aún. El índice S&P 500 que mide el desempeño de las 500 acciones mas importantes de estados unidos acumula una baja del 12,5% durante el último año. En cambio Apple bajo un 25%.

Es decir, todo baja. Pero Apple baja más.

 

graf

Lo segundo que nos tiene que preocupar es el crecimiento de sus ventas. Sus últimos balances han dado cuenta que el peor contexto económico de muchos países, en especial de China, sumado a la valorización del dólar, golpeó las ventas de algunos productos líderes de la compañía, como el iPhone. Y eso se ve reflejado en el monto de ventas de la compañía según muestra el cuadro de abajo.

 

graf

Pero de los estados financieros de Apple también se pueden detectar buenas noticias.

A pesar de que la facturación de la empresa no crece como muchos esperan, las ganancias si lo hacen. De hecho, durante el último trimestre del año pasado la empresa logró ganancias record en su historia: US$ 18.400 millones. Un 70% mas alta a las del trimestre anterior.

Y en definitiva, eso es lo que importa, ¿no? La capacidad de la empresa para generar ganancias para sus accionistas, es decir, para nosotros.

Por eso, como un aspecto positivo a la hora de pensar que puede pasar con Apple durante la próxima década hay que resaltar su capacidad de generar caja y resultados. Ésta sigue siendo su principal fortaleza, ya que genera más del doble de ingresos por segundo que Microsoft y el triple que Google.

 

graf

El tema de la innovación sigue siendo otra fortaleza de Apple.

Sus productos siguen siendo muy esperados. Para este año hay gran expectativa por el lanzamiento del iPhone7 y la empresa hará una apuesta fuerte en materia de desarrollos de realidad virtual y de aplicaciones vinculadas al entretenimiento y la música. También planea lanzar un iPhone de bajo costo que reforzaría la masividad de demanda que ya tiene y se habla de un plan canje de los equipos dañados.

Resumiendo, a la hora de proyectar qué puede pasar con Apple durante la próxima década tenemos los siguientes dos aspectos que nos preocupan:

  1. Las acciones de Apple bajan mucho más que el promedio de mercado.
  2. Los ingresos de Apple no crecen como en el pasado.

Pero también tenemos dos aspectos positivos:

  1. Las ganancias siguen creciendo a un ritmo record y son mucho mayores a empresas similares.
  2. La capacidad de innovación sigue estando viva.

Mi opinión: Apple es hoy una empresa muy distinta a la que era 10 años atrás. Pasó de ser una firma emergente en crecimiento exponencial apoyado en la innovación a ser una de las más grandes y sólidas del mundo. Esta transformación provocó ventajas y desventajas.

Por el lado de las ventajas, la principal es el riesgo más bajo. Hoy Apple es una marca establecida y admirada a nivel mundial. La probabilidad de que desaparezca es muy baja, más si seguimos viendo a una compañía con nuevos lanzamientos de productos que si bien no son revolucionarios como en el pasado, siguen marcando las tendencias de sus mercados.

Por ello, su intacta capacidad de innovacion es la segunda ventaja de Apple.

Desde el lado de las desventajas la principal es que su tamaño. Hoy se le hace prácticamente imposible lograr el ritmo de crecimiento del pasado. Es simplemente inviable para cualquier firma del tamaño de Apple crecer a un ritmo del 90% anual. La compañía, a pesar de sus jóvenes 30 años, ya está en una etapa madura.

Esto provocará que si bien Apple puede mantener su capacidad de crecer y dar ganancias durante la próxima década, es imposible que mantenga los resultados de la década pasada. Apuntar a resultados que estén por arriba del promedio del mercado es el nuevo objetivo para Apple.

Por ello, comer un poco de la fruta que comen los millonarios, la manzana, sigue siendo una muy buena idea. Es que ser socio de una de las empresas más innovadoras y sólidas del mundo da tranquilidad. No nos va a convertir en millonarios de la noche a la mañana, como hace 10 años atrás, pero si nos va a dar un lugar muy seguro y con interesante potencial para ubicar nuestro dinero.

Te deseo que pases una excelente semana, nos encontramos el lunes,

Federico Tessore

Miami, Estados Unidos

12 de Febrero de 2016