Se avecina una recesión mundial

Se avecina una recesión mundial

De visita en Italia, Bill Bonner analiza las consecuencias que tiene para la economía mundial la política de tasas de interés bajas llevada a cabo por la Reserva Federal y alerta del comienzo de una recesión global.

Hoy quiero hablarle de la recesión global que se avecina. Pero antes de hacerlo, me gustaría comentarle algo sobre Sicilia, donde estoy estos días de visita.

Sicilia no es exactamente Italia. Se encuentra en el centro del Mediterráneo, donde cada marinero perezoso y constructor ambicioso de imperios fueron obligados a bañarse. Los fenicios, los griegos, los cartaginenses, los romanos, los bizantinos, los árabes, los normandos, los españoles y los franceses- todos tendieron su mano al gobierno de Sicilia. Los italianos son sólo los más recientes invasores.

Una visita a los templos

Alquilamos un pequeño Fiat 500 para explorar la isla. Al coche le falta fuerza, pero es perfecto para dar vueltas en lugares estrechos.

Ayer, visitamos las ruinas griegas y romanas. El valle de los templos en Agrigento es una maravilla. Tiene uno de los templos griegos mejor conservados del mundo.

A unas dos horas de distancia se encuentra una villa romana con algunos de los mejores frescos jamás descubiertos. Al parecer, fueron enterrados en una avalancha de lodo y así se mantuvieron durante 1.000 años.

La Sicilia que hemos visto hasta ahora es bastante abierta. Montañas rocosas, campos abiertos, vastos pastos- hay poca sombra. El calor tiene que ser insoportable en verano. Si pudiéramos, plantaríamos más árboles.

Sin embargo, es bonito poder ver tanto campo mientras conducimos de un sitio a otro. Una cosa que he notado es que hay miles de casas abandonadas- grandes caseríos de piedra- en toda la isla. Las pequeñas ciudades también están deshabitadas.

En las grandes ciudades- Siracusa y Palermo, por ejemplo- se pueden ver inmigrantes llegados de África e India. Pero las ciudades pequeñas y las zonas rurales parecen estar perdiendo población, dejando las casas vacías.

Entre Escila y Caribdis

Más sobre Sicilia en un momento…

De vuelta en los mercados, en el Dow Jones la volatilidad sigue reinando.

En las materias primas empiezan a aparecer los primeros signos de recuperación.

Los bonos todavía se negocian a precios tontos. Y la Reserva Federal continúa prometiendo un alza de tasas, tal vez, antes de que finalice el año.

Este discurso sobre la suba de tasas se puede creer o no. Si se cree, es algo desastroso a corto plazo. Si no se cree, es algo desastroso a largo plazo

Una suba de tasas (o incluso la anticipación de mayores tasas de interés) en Estados Unidos lleva a los inversores a querer dólares. Esto eleva el precio de los dólares para los tenedores de moneda extranjera.

Cualquiera que debe dólares y no puede imprimirlos cuando quiere- en particular, los gobiernos y las empresas en los mercados emergentes- se encuentran en un punto complicado.

Y cuando se pone a los deudores entre Escila y Caribdis- es decir, entre la espada y la pared- muchos se ven obligados a naufragar.

Aquí llegan las tasas de interés negativas

El dólar estadounidense es la moneda utilizada para la financiación de la economía mundial.

Cuando el valor de cambio del dólar sube, es una forma de decir que los dólares escasean. Y cuando los dólares escasean, el comercio mundial tiende a bajar.

En otras palabras, se crea una situación contraria a la que la Fed ha estado apuntando con su política de dinero barato.

Ya vemos los efectos de esta política. Las ventas de las máquinas de color amarillo- retroexcavadoras, palas cargadoras, excavadoras, etc.- han estado cayendo durante tres años. La carga en containers procedentes de China se ha reducido un 30% desde 2013. La economía mundial se está desacelerando. Una recesión mundial se está gestando.

Por otro lado, si usted no cree que la Reserva Federal vaya a subir los tipos- nosotros no lo creemos- , su pensamiento debe ir un paso más allá. La Fed no subió las tasas por una razón. Debe ver los problemas en el desarrollo de la economía mundial como los vemos nosotros. Y tiene que darse cuenta de que su objetivo debe ser bajar el precio del dólar, no subirlo.

Nuestra predicción: la Fed dará un paso al frente, no para alabar al dólar con tipos de interés más altos, pero sí para enterrarlo con una política de tasas negativas… la prohibición del dinero en efectivo… o con “todo lo que sea necesario”. Vamos hacia esto… junto con unas grandes e imprudentes burbujas.

Acuerdos turbios

Pero olvidémonos de la Reserva Federal por un momento…

Aterrizamos en Palermo el viernes. La ciudad tiene muy mala reputación.

“A la gente no le gusta Palermo porque está controlada por la mafia”, nos explicó el taxista.

“Realizaron acuerdos turbios y construyeron todos estos edificios de departamentos feos que ve a las afueras de las ciudad. En varias ocasiones, tuvieron que derribar edificios antiguos que llevaban allí cientos de años”.

Es verdad que hay edificios de departamentos feos en las colinas de los alrededores de Palermo. Pero a nosotros nos parecía como cualquier otra ciudad. Los edificios de departamentos que la mafia construyó no eran más feos que los construidos por el gobierno democráticamente elegido de Baltimore.

“¿Cómo es vivir en una ciudad dirigida por la mafia?” nos preguntamos.

“No fue tan malo. Mataron a las personas que los amenazaban- pero aparte de eso, la mafia puso en marcha un gobierno bastante decente.

No había mucho crimen. Si alguien te robaba, podías acudir a la mafia y ellos lo recuperaban”.

Un saludo,

Bill Bonner.

Bill Bonner es fundador y presidente de Agora Inc., con sede en Baltimore, Estados Unidos. Es el autor de los libros “Financial Reckoning Day” y “Empire of Debt” que estuvieron en la lista del New York Times de libros más vendidos.