Prepárate para la desaparición del dinero en efectivo

volatilidad-dolar

Las autoridades monetarias de todo el planeta, con Fed a la cabeza, pronto harían desaparecer el dinero en efectivo. Si sigues adelante con tus planes, protegerse será complicado.

Los inversionistas están perdiendo la confianza. Quizá se están preguntando cómo el mundo pagará la deuda que tiene, que llega hasta los US$ 200 billones (aproximadamente 300% del PIB mundial total). Posiblemente, podrían pensar que esa cantidad será reembolsada. O tal vez estén empezando a darse cuenta de lo fraudulenta y estafadora que es la política de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Pero ten cuidado. Tras los golpes de las últimas semanas, se espera un fuerte contraataque de los zombis y sus aliados.

Algún miembro de la Fed vendrá y dirá que no te preocupes por el retorno a los tipos de interés “normales” en el corto plazo. Sus cómplices de Wall Street explicarán cómo los mercados se vuelven irracionalmente temerosos de vez en cuando. Ellos animarán a los inversionistas a cazar gangas. ¿Por qué no? Puede que tengan razón. Hay muchas posibilidades de que se produzca una explosión inflacionaria en el futuro. Las acciones se dispararán. Pero no antes de que estallen.

Mientras tanto, ten cuidado con el contraataque zombi. Los miembros de la Fed intentarán cortar tus finanzas, atrapándote entre el yunque de la deflación del mercado y el martillo de la inflación de la Fed. Hace un par de semanas, el periódico Financial Times publicó un artículo pidiendo la desaparición del dinero en efectivo, titulado: “Un argumento a favor para retirar otra ‘reliquia bárbara’”. En este artículo se asegura que el dinero en efectivo provoca “una gran distorsión en el sistema económico”.

¿Puedes creerlo? ¡El efectivo provoca distorsiones económicas!

En el FT destacan que “la existencia de dinero en efectivo- un instrumento al portador con tipo de interés cero- limita la capacidad de los bancos centrales para estimular una economía deprimida. La preocupación está en que la gente cambiará sus depósitos de efectivo si un banco central decide mover los tipos al territorio negativo”.

También recoge una serie de opiniones sobre el dinero muy extendidas, como que el efectivo sirve para financiar el terrorismo, provoca la evasión fiscal, y da lugar al mercado negro. Hacer del dinero algo ilegal “haría la vida más fácil al conjunto del gobierno, que podría acabar de un plumazo con la economía informal”.

Ves a dónde nos lleva esto, ¿no?

Si los miembros de la Fed prohíben el dinero en efectivo, nos tendrán bajo su control total y absoluto. Invertirás cuando ellos quieran que inviertas. Comprarás cuando ellos quieran que compres. Te obligarán a mantener tu dinero en el banco controlado, por supuesto, por la autoridad monetaria de turno. Dirás que tienes “dinero en el banco”, pero no será verdad. Todo lo que tendrás será un crédito contra el banco (los depósitos bancarios serán solamente pagarés del banco).

Actualmente, los bancos tienen algo de dinero en efectivo en la caja fuerte, pero no lo suficiente para satisfacer todas tus demandas de efectivo. Si este nuevo ataque tiene éxito, por ley, las entidades bancarias no tendrán acceso a nada de dinero en efectivo. Tampoco lo tendrás tú. Si los miembros del organismo monetario quieren obligarte a gastar, o a invertir, impondrán un “tipo de interés negativo”. Lo harán imponiendo una cuota, o impuesto, mayor que la tasa de de interés que recibes por tus ahorros.

En 2001, en Argentina, cerraron los bancos. Cuando volvieron a abrir, los ahorros en dólares habían sido convertidos a pesos, con una pérdida de cerca de dos tercios. En 2013, en Chipre, las autoridades gravaron a las grandes cuentas con un impuesto de 50% para ayudar a recapitalizar los bancos. En EE.UU. el banco JPMorgan Chase envió una carta a los grandes depositantes diciendo que el 1 de mayo cobraría una “tarifa de uso del balance” del 1% anual. Esto llevó a la tasa de interés neta de esos depósitos a terreno negativo.

Como las acciones caen, se espera que más gente quiera tener efectivo. Si las acciones bajan 10%, el costo de oportunidad de tener efectivo también baja. Pero si esta maniobra funciona, no podrás conseguir dinero contante y sonante. Todo lo que tendrás será un reclamo contra algunos de los deudores más grandes de la economía. En 2008, casi todos los grandes bancos de Estados Unidos estaban al borde de la quiebra. Pero si la Fed consigue cortar nuestro acceso al dinero en efectivo, eso no volverá a ocurrir. Los bancos simplemente nos vapulearán- con el consentimiento pleno de la Fed, de sus compinches en la política y los zombis de todas partes- para hacerse de nuevo con todo.

Varios lectores ya han comentado que han tenido problemas para poder retirar dinero en efectivo de sus propias cuentas. Los bancos se resisten a entregarlo. Imponen límites en cada retirada. Quieren que asistan a la sucursal en persona. En este momento, no obtener de forma inmediata nuestro dinero en efectivo no es más que una molestia. Pero no tardarán mucho en anunciar nuevas medidas para “estimular la demanda”. Tal vez las tasas de interés negativas lo hagan. Tal vez más impuestos. Pero tarde o temprano, la próxima crisis de crédito golpeará duro.

Después, la dificultad para retirar dinero en efectivo será algo más que una molestia. Será un golpe mortal. TU cuenta bancaria será bloqueada en una entidad bancaria en quiebra. Los miembros de la Fed y sus compinches te dirán cuándo y cómo puedes acceder a tu propio dinero.

La Fed anunciará “días de fiesta para los bancos”. Podrán decidir prohibir las transferencias a los vendedores de oro o a cuentas en moneda extranjera. O tal vez se tomen su tiempo- mientras que el dinero pierde el valor rápidamente- para darte tu dinero. Si este movimiento tiene éxito, será casi imposible protegerse.

Saludos,

Bill Bonner.

Bill Bonner es fundador y presidente de Agora Inc., con sede en Baltimore, Estados Unidos. Es el autor de los libros “Financial Reckoning Day” y “Empire of Debt” que estuvieron en la lista del New York Times de libros más vendidos.