40 años de sufrimiento

mercado-bajista

No te engañes: estamos en un mercado bajista. Para que se vuelvan a marcar máximos históricos habrá que esperar 4 años o 40. Prepárate, el futuro será complicado. ¡Ten cuidado!

La cadena CNBC dijo a los inversionistas que “Estados Unidos es un lugar en el que se debe invertir”.

Luego, Bloomberg explicó que “basándose en la historia”, los inversionistas tendrían que esperar 4 meses hasta que el mercado se haya recuperado totalmente:

“Los inversionistas esperan rápidas recuperaciones de los tropiezos de la renta variable, pero necesitarán paciencia después de que las acciones en Estados Unidos cayeran en la primera corrección en 4 años.

A juzgar por anteriores caídas de 10% en este mercado alcista, la recuperación podría no llegar hasta fines de 2015, mientras los inversionistas esperan el regreso a los niveles vistos por última vez en mayo. El indicador ha caído hasta 12% desde que alcanzó su nivel más alto ese mes.

El rally del S&P 500 que comenzó en marzo de 2009 ha estado marcado por dos correcciones anteriores: una de 16% por la venta masiva que hubo entre abril y julio de 2010, y la otra por la caída de 19% durante más de 7 meses un año más tarde. Para volver al punto de referencia en cada uno de estos momentos se necesitaron 4 meses por lo que, si la historia sirve de guía, el mercado no volverá a los niveles de mayo hasta finales de diciembre”.

Pero espera. Esto significa que todavía estaríamos en un mercado alcista. Como hemos visto, el mercado alcista de los últimos 7 años ha sido impulsado por dos factores: la política de tipos de interés cero de la Reserva Federal (Fed) y por sus programas de expansión cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés).

Ninguna de estas dos cosas está funcionando ahora en Estados Unidos. Actualmente, la Fed no tiene en marcha ningún QE. Y en cuanto a los tipos de interés cero, parece que se perdió el entusiasmo por ellos.

Podríamos ya no estar en un mercado alcista, sino que en uno bajista…

Si es así, ya puedes ir olvidándote de una recuperación dentro de 4 meses. En su lugar, tardaría 4 años o 40. Desde los máximos de 1929 hubo que esperar hasta 1956 para que las acciones se recuperaran; 27 años después. Los máximos de mediados de los 60’ no se alcanzaron de nuevo hasta mediados de los 80’; 20 años después. Y todavía esperan en Japón, donde las acciones todavía no han llegado a los niveles de 1989; han pasado ya 26 años.

Correcciones en un mercado alcista son una cosa. Mercados bajistas son algo completamente diferente.

El exceso de liquidez es el que ha impulsado a las acciones en los últimos 7 años, sostiene nuestro amigo, el economista Richard Ducan. Ni las ganancias, ni el crecimiento, ni la productividad. Tampoco los ahorros. Ni las inversiones. En lugar de todo esto, el exceso de liquidez generado por los bancos centrales ha inundado el sistema de crédito. Lo hicieron al ofrecer crédito a los demás- los gobiernos, las empresas y los hogares- a las tasas más bajas de la historia. Y si no fuera suficiente, utilizaron su capacidad para crear dinero (crédito) para comprar otros instrumentos de deuda de valor incierto (también conocido como QE).

Recuerda que para aumentar la liquidez los bancos centrales deben facilitar el acceso al crédito, y alguien tiene que estar dispuesto a pedir dinero prestado. Así es como se introduce “dinero” (liquidez) en el sistema. Puedes ver cuánto se ha inyectado al mirar los balances de los bancos centrales; si están prestando mucho, sus balances se elevan. Y lo que se ve ahora es que, en general, la liquidez global está aumentando, lo que debería entenderse como una advertencia.

Pero retrocedamos. Esto es una economía que funciona a base de crédito. Como hemos señalado ya muchas veces, prestando dinero que no existe a gente que ya está profundamente endeudada no es un buen modelo de negocio; no es un estímulo económico, tampoco hace a la gente más rica.

Pero hace que la rueda siga girando.

El crédito- más allá de los ahorros reales- proviene de los bancos y se origina en los bancos centrales. Pero el balance de la Fed solo muestra una pequeña alza este año, de 1,8%. En la mitad de la crisis de 2008-2009 era superior a 140%.

Otros bancos centrales no están haciendo mucho más. Europa y Reino Unido muestran poco crecimiento del crédito. En dólares, el Banco de Japón apenas hace nada. El balance del Banco de China crece 2% al año.

¿Por qué el crecimiento del crédito es tan pequeño? Porque los hogares no están pidiendo prestado mucho dinero. Y los gobiernos están pidiendo prestado cada vez menos. Estados Unidos, Japón, Francia, Italia, Australia, Canadá, India, todos ellos han reducido sus déficits. Y Alemania tiene superávit.

Lo que todo esto significa es que la rueda no está girando. Sin embargo, esto está llegando a su fin, ya que los banqueros centrales y los políticos están desesperados por darle un nuevo impulso.

¡Así que, cuidado!

Saludos,

Bill Bonner.

Bill Bonner es fundador y presidente de Agora Inc., con sede en Baltimore, Estados Unidos. Es el autor de los libros “Financial Reckoning Day” y “Empire of Debt” que estuvieron en la lista del New York Times de libros más vendidos