Te presento al tapado del mercado

acciones

El domingo se conoció la noticia y ayer el activo disparó. La casa matriz se desprende de una unidad de negocios autónoma y vos podés sacar provecho, si entendés el juego…

El rumor  estaba en el mercado desde hacía meses, pero nadie se animaba a confirmarlo. De materializarse, sería un batacazo. En las oficinas de las sociedades de Bolsa, los analistas no se animaban a comentarlo con sus clientes por miedo de perder credibilidad si esto finalmente no acontecía.

Pocas veces–en un mercado tan pequeño como el nuestro- se da la llegada de noticias tan rutilantes como ésta. Pero sucedió.

No es casualidad que esta novedad que te voy a contar hoy haya nacido por fuera de los límites de la Argentina.

Pero vayamos de a poco. En el siguiente cuadro hay una pista.

3

Lo primero que vemos es que Petrobras Brasil (APBR) fue la gran ganadora de junio, superando –por lejos- el rendimiento de los principales bonos, el del dólar (en sus versiones blue y contado con liquidación) e incluso el del Merval en su conjunto. Dicho de manera correcta, es la suba del Merval la que encuentra su principal explicación en la disparada que registró la petrolera brasileña.

La hermana menor

Te dije que era una pista. El hecho es que Petrobras Brasil decidió vender Petrobras Argentina, unidad de negocios totalmente independiente, incluso bajo otra empresa, dedicada a la explotación de recursos en nuestro suelo.

La noticia se conoció el domingo. Fijate lo que pasó ayer con la cotización de la acción, al cierre de mi columna.

1

Más importante aún es el volumen que movió. Faltando poco más de una hora para el cierre del mercado de ayer, llevaba transados $ 7 millones. Para que entiendas la importancia, YPF se ubicaba en $ 5,8 millones y Tenaris en $ 6 millones.

PESA tiene una capitalización de mercado que supera los US$ 1.250 millones. APBR es dueña de un 65%, lo que representa alrededor de US$ 813 millones. No obstante, la firma iría por más y pediría un monto en torno a los US$ 1.000 millones.

Una nota, muy completa, del diario Perfil aclara que: “la decisión ya es oficial, Petrobras envío el viernes una carta formal invitando a las principales petroleras del país a participar del proceso de venta. Fueron notificadas YPF, Pan American Energy (PAE), Pluspetrol y Tecpetrol (Techint), que tendrán hasta el 15 de julio para responder si tienen interés en pugnar por los activos. Se espera una agenda exprés: la intención es consumar la operación antes del cambio de gobierno”.

Nada de esto tiene que ver con el potencial o la salud financiera de PESA. El tema es que la matriz, Petrobras Brasil, inició un proceso de desinversión de US$ 15.000 millones para palear una deuda importante que se suma a los hechos de corrupción, que pusieron en jaque a la cotización de la empresa en el pasado y que todavía representan cierto grado de riesgo.

Lo que hay que mirar

El seguimiento que debemos hacer los inversores está desdobaldo en corto y largo plazo. En principio, la lógica financiera indica que la empresa que se vende sube en los días inmediatos después del rumor, ya que se supone que el precio que pagarán por ella será mayor que el del mercado. Si bien es un movimiento de breve duración, puede ser aprovechado por los más especuladores.

Lo otro, es prestar atención a los potenciales compradores. Al momento, PESA tiene una oferta de 3.180 metros cúbicos diarios de crudo. No obstante, el potencial es difícil de calcular porque posee una fuerte presencia en Vaca Muerta (Neuquén), donde no sólo se ubica –según los expertos- el segundo reservorio más importante del mundo de shale gas, sino también el cuarto de shale oil.

La compañía que adquiera estos pozos, que no cuenta con un balance comprometido, podrá enfocarse en este sector de crudo no convencional, cuya explotación dependerá del precio internacional del llamado oro negro.

Habrá que seguir de cerca lo que haga YPF, que ya el año pasado había iniciado negociaciones por PESA.

También es conveniente mantener en el radar al resto de las aspirantes y no perder detalle de este caso.

La anticipación será la clave.

Un fuerte abrazo,

Ignacio.