¡Invierta en Argentina, ganará poca plata!

El último martes, la presidente sorprendió a todos al decir que, para aumentar la inversión en el país, era necesario que los empresarios disminuyeran “un cachito” su rentabilidad. El problema es que, en un mundo lleno de empresarios ávidos de invertir, y lleno de destinos posibles para hacerlo, la definición de la mandataria terminará por generar un resultado exactamente opuesto al buscado.