Por qué subirá el oro

shutterstock_93258202

Más demanda y menos oferta solo puede indicar una cosa: los precios del oro subirán.

Considero al oro una forma de dinero. Investigo los movimientos del precio del oro igual que los movimientos en otras divisas y encuentro la mejor forma para que mis suscriptores puedan jugar con él.

Para entender el mercado del oro, hay que entender los flujos de oro físico.

Visitar algunos de los mejores expertos en la industria del oro físico me ha permitido obtener mucha información sobre estos flujos.

Esta información es crítica para entender lo que pasará con el precio del oro. La razón es que el precio del oro está determinado mayormente en los mercados de “oro de papel”, como los futuros que se operan en el Comex o los ETFs de oro. Estos contratos de oro representan 100 veces (o más) la cantidad de oro físico disponible para acordar esos contratos.

Mientras los contratos de oro de papel sean cambiados por dinero en papel, el sistema funciona bien. Pero tan pronto como los poseedores de estos contratos demanden oro físico, se sorprenderán al descubrir que no hay suficiente oro físico para repartir.

En ese punto, habrá compras de oro en pánico.

El precio del oro se disparará por miles de dólares la onza. Las acciones mineras de oro multiplicarán su valor diez veces o más. Los vendedores de oro de papel se moverán para cerrar el mercado de futuros, ya que  no podrán honrar sus promesas de dar oro.

La clave para detectar de manera anticipada este momento es seguir los flujos del oro físico. Una vez que el precio del oro físico empiece a subir por el exceso de demanda, el escenario está listo para suban los precios en los contratos de oro de papel.

Mientras más y más poseedores estos contratos traten de obtener oro físico, que ya cuenta con baja oferta, veremos el inicio de una súper subida en su precio.

Mientras la demanda y la oferta de oro físico estén en equilibrio, no hay un catalizador para una repentina suba en los precios del oro. Pero tan pronto como la demanda empiece a sobrepasar el suministro, ahí los precios comenzarán a subir y la pirámide invertida de contratos de oro de papel comenzara a temblar.

¿Qué información tenemos sobre los flujos de oro físico que nos ayudará a entender la situación de demanda y oferta? Hay datos mixtos. Algunos jugadores de oro físico son completamente opacos y no reportan sus compras o holdings transparentemente. Los chinos y sauditas son los menos transparentes cuando se trata de reportar sus actividades en el mercado del oro.

Por otro lado, los suizos son muy transparentes. Reportan las importaciones y exportaciones de oro por fuente y destino, regularmente.

Esa información nos da una ventana al mundo. Porque las importaciones y exportaciones suizas son principalmente debidas al el negocio de la refinería, que es el más grande del mundo.

No hay minas de oro importantes en Suiza y los suizos no son conocidos por ser compradores de oro (como los chinos o indios). La industria relojera suiza sí usa mucho oro, pero las importaciones se equilibran con las exportaciones; Suiza no es un destino importante para los relojes suizos.

En efecto, Suiza es un conducto para gran parte del oro del mundo. El oro llega a Suiza en barras de 400-onzas y “restos” (joyas y otros objetos de oro reciclado).

Este oro es fundido y refinado mayormente en barras de un kilo de 99,99% pureza. Estas barras de calidad “cuatro nueves” son el nuevo patrón global y son las favoritas de los chinos.

Al examinar las importaciones y exportaciones suizas, podemos ver de dónde viene el suministro y demanda por oro físico y qué tan cerca estamos del equilibrio. Esta información puede ayudarnos a predecir la próxima suba en los precios del oro. Suiza no produce su propio oro.

Los “cinco grandes” destinos son China, Hong Kong, India, el Reino Unido y Estados Unidos. Esos destinos componen el 91% de las exportaciones totales suizas de oro.

China ha sido un destino importante para el oro suizo.

En diciembre de 2016 Suiza exportó 158 toneladas de lingotes de oro directamente a China. Una suba de 168 % con respecto al diciembre anterior.

En total, Suiza exportó 442 toneladas a China el año pasado, subió 53 % del 2015.

Una gran compra china implica que hay menos oro físico para cumplir con la demanda a futuro. Eso significa que el precio del oro probablemente subirá porque esa es la solución del mercado para el exceso de demanda.

Los suministros de oro en Suiza ya están ajustados (lo escuché de contactos en refinerías y bóvedas allí). Si se empeora la escasez, como espero, solo hay un camino — precios más altos.

Una vez que el mercado detecte el desbalance, los precios pueden salirse de control. De ahí, es cuestión de tiempo antes de que toda la pirámide invertida de oro de papel colapse.

Por el lado de la oferta, no se espera que crezca en los próximos años.

Pocos descubrimientos de oro, bajos grados y altos costos de extracción son ataduras en el crecimiento del suministro. Este año podríamos ver un declive en la producción global por primera vez en más de una década.

Mientras la demanda permanece fuerte, la oferta está ajustada.

Los precios de oro están listos para dispararse. Si el oro sube, los precios de las acciones de compañías mineras de oro subirán más rápido.

En efecto, comprar acciones de mineras de oro es una apuesta apalancada sobre el precio mismo del oro. Espero que en los próximos días se presenten oportunidades impresionantes en mineras de oro selectas.

Comments

comments