¿Conocés este tipo de acciones?

864_aprendiendo-a-determinar-las-subidas-y-bajadas-del-mercado-bursatil_329

Existe un selecto grupo de acciones las cuales parecen estar disponibles para grandes inversores y, sin embargo, eso no es más que un mito como tantos otros. Dejame contarte un poco más.

Después de unos días en Estados Unidos la semana pasada, donde participé de uno de los eventos más importante de inversiones de este año, ya estoy nuevamente en las oficinas centrales de Inversor Global en Buenos Aires.

San Petersburgo, Florida, es un lugar realmente tranquilo y muy pintoresco.
Claramente está ambientado de manera muy puntillosa y todo funciona a la perfección para la clase alta que desea retirarse en un ambiente donde brilla el sol en gran parte de los 365 días del año.

Si tuviera que definirlo con una sola palabra, diría que es un lugar extraordinariamente aristocrático.

Precisamente, es esta última palabra la que me dispara el tema principal de mi columna de hoy en El Inversor Diario. No sé si alguna vez oíste hablar de un grupo de empresas estadounidenses que pagan interesantes dividendos y que se las denomina Aristocráticas. Pronto voy a volver a ellas, pero antes me gustaría poner en contexto su presentación.

Durante mi estadía en Estados Unidos, la Reserva Federal decidió subir la tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, hacia el rango de 0,75% / 1%. Si bien el mercado había descontado fuertemente este evento, con una probabilidad de 98% de ocurrencia, se trató de la segunda suba en menos de tres meses.

¿Es acaso una señal para preocuparse en el caso de las inversiones en acciones?

La respuesta es NO.

Los precios de las acciones no han bajado sistemáticamente cuando la Reserva Federal subió la tasa de interés de referencia, al menos así lo indica la historia reciente cuando uno mira los datos.

1.ceta

Como se observa en el gráfico, un inicio de la suba de tasas de interés por parte de la Reserva Federal no ha sido ningún impedimento para que el S&P 500 continúe con su tendencia alcista. Esto ocurrió en 1993, en 2004 y volvió a ocurrir en 2015.

Lo que sí se puede advertir es que lo que nos anuncia una suba de tasas es que la economía se está “recalentando” y el ajuste del costo del dinero, después de un tiempo genera condiciones adversas para la actividad que terina repercutiendo en el precio de las acciones.

Después de un tiempo, que varía del momento de cada ciclo económico, las acciones caen fuerte anticipándose a una recesión y las tasas de interés son bajadas drásticamente.

¿Cuándo ocurrirá esa situación esta vez? No lo sabemos, pueden pasar meses o años, pero en lo inmediato parece altamente improbable.

Esta coyuntura se relaciona con las acciones aristocráticas fuertemente. En momentos donde el costo del dinero sube, como en la actualidad, los inversores tienden a reconsiderar sus inversiones en las acciones que pagan altos dividendos ya que ahora pueden encontrar una buena renta en instrumentos a tasa fija por el ajuste de la política monetaria de la Fed.

De esta manera, hay un costo de oportunidad creciente sobre las acciones que pagan dividendos. Si éstos no son lo suficientemente atractivos en acciones, ¿para qué correr el riesgo de invertir en ellas si los bonos ofrecen mejores retornos?

Ese es el pensamiento “mainstream” que se presenta sobre las inversiones de dividendos cuando las tasas de interés suben. Sin embargo, los datos indican otra cosa totalmente distinta.

Las “acciones aristocráticas” del S&P 500 son aquellas que se encuentran en el principal índice del mundo, tienen 25 años o más de incremento consecutivo en los dividendos pagados y tienen ciertos criterios de liquidez y tamaño. En la actualidad, 51 firmas de las 500 del índice son aristocráticas.

En materia de dividendos, serían las más atractivas para el inversor conservador por su alta calidad y solidez patrimonial. El listado de las 51 acciones completas podés verlas acá.

¿Son acaso una buena inversión en este momento?

En los tres períodos de alza de tasas de interés que mostramos anteriormente, las acciones aristocráticas tuvieron un retorno promedio mayor que el índice general: 13,4% anual vs 9,6% anual.

Claramente, la noción de que las acciones de altos dividendos tienen un mal rendimiento cuando las tasas de interés suben está claramente distorsionada. Por este motivo, las aristocráticas pueden ser una buena oportunidad aún.

De todas formas, hay un factor que no tiene que ver con este grupo de acciones en sí, sino con cuestiones impositivas para los inversores no residentes en Estados Unidos. Cada vez que una compañía estadunidense paga un dividendo en efectivo a los accionistas, el inversor no residente sufre el withholding tax, que es una retención del 30% obligatoria sobre ese dividendo.

Esto quiere decir que si la firma distribuye US$ 1 por acción en dividendos, al inversor no residente le entran sólo US$ 0,70. Es un castigo muy grande.

Sin embargo, hay una solución. Algunas compañías que operan en Wall Street pero están registradas legalmente fuera de Estados Unidos están exentas de este impuesto o su withholding es menor. Para mi suscriptores de Crisis & Oportunidad, he recomendado una empresa que paga cerca de un 7% anual en dividendos libre de impuestos. La podés ver acá.

A tu lado en el mercado,

Diego Martínez Burzaco.

Diego Martinez Burzaco

Diego Martinez Burzaco

El economista jefe del equipo de IG nos da su punto de vista sobre cómo los vaivenes políticos y macroeconómicos pueden llegar a afectar nuestras inversiones del día a día. Además, nos desliza algunas interesantes alternativas sobre dónde colocar nuestro dinero.

More Posts

Follow Me:
Twitter

Comments

comments