El sueño de todo Inversor se cumple en marzo

eafi_NoticiaAmpliada

Qué lindo es cuando un buen análisis da sus frutos. Hoy te cuento cómo una empresa pequeña puede transformarse en un gigante y, de paso, llenarte los bolsillos de dinero.

Marzo de 2017 es el mes elegido. En algún día del mes que viene, el sueño de todo inversor se convertirá en realidad.

¿Estoy hablando de una ganancia extraordinaria? ¿O de dinero que cae del cielo directo a nuestra cuenta?

Bueno, en parte puede implicar eso… pero en realidad este sueño está relacionado a algo más de fondo. Está relacionado al círculo virtuoso que disparamos cuando decidimos invertir nuestro dinero en empresas innovadoras que ofrecen nuevos y mejores servicios.

Compañías que mejoran la calidad de vida de sus clientes. Que apuestan fuerte a la creatividad, a la innovación, a lo nuevo. Organizaciones que no le tienen miedo al riesgo, sino que lo abrazan.

Cuando nosotros, como inversores individuales, invertimos en ese tipo de empresas, no solo estamos buscando multiplicar nuestro capital, sino que además buscamos contribuir a que ese círculo virtuoso de creación de dinero, empleo y ganancias, no sólo no se detenga, sino mejor aún, se acelere.

Por eso nuestro sueño como inversores –en este tipo de inversiones- no implica sólo ganar dinero. Además queremos ver que las empresas en las cuales invertimos tengan éxito, se desarrollen, contraten nuevos empleados, empiecen a cotizar en la bolsa.

Y eso está por ocurrir el mes que viene.

La esperada IPO

Bueno, el año pasado invertimos en una empresa que recomendamos en Asesoría Tessore que tiene un negocio muy particular. Se dedica a invertir en las empresas más innovadoras del mundo, en general basadas en Silicon Valley, California, el paraíso de las empresas más innovadoras del mundo.

Una de las empresas que están dentro de las inversiones de esta compañía es Snapchat, una de las redes sociales que está más de moda en la actualidad, compitiendo mano a mano con gigantes como Twitter, Instagram o Facebook.

Y Snapchat está por hacer su IPO, la sigla inglesa para Oferta Pública de Acciones, que quiere decir que está por empezar a cotizar en la Bolsa de Comercio. Esto implica que sus acciones van a comenzar a negociarse en forma pública.

Y como nosotros somos inversores privados en esa empresa a través de esta empresa que recomendamos en Asesoría Tessore, vamos a vender nuestras acciones y nos vamos a llevar una linda ganancia. Pero más allá de eso, vamos a estar muy contentos de haber participado de un fantástico proceso de crecimiento.

Un proceso donde no sólo nosotros ganamos dinero, sino que toda la sociedad en su conjunto también. Se trata de procesos que son los auténticos generadores de riqueza y progreso de nuestra economía.

Y si nosotros estamos contentos, que invertimos hace un año, no me quiero imaginar a los primeros inversores de Snapchat, que invirtieron 5 años atrás en una empresa que casi no existía y que hoy se estima que pueda valer US$ 20.000 millones en su lanzamiento a la bolsa.

Es cierto que en esta columna semanal de El Inversor Diario venimos hablando mucho de la inversión pasiva. Y que este tipo de inversión nada tiene que ver con la inversión pasiva.

Pero también es cierto que como inversores podemos invertir una parte de nuestros ahorros en forma pasiva y otros en forma activa. Y dentro del segmento de inversiones activas, elegir este tipo de acciones, de empresas innovadoras y en crecimiento, es una muy buena idea.

Se trata del tipo de inversiones que tienen rendimientos asimétricos y que todos los grandes inversores buscan. Donde la pérdida es limitada pero el potencial de ganancias ilimitado. Si la inversión va muy bien se puede ganar mucho dinero. Así es que se hicieron muchas de las grandes fortunas de la época.

Si querés ser parte de esta aventura, aún estás a tiempo. Como suscriptor de Asesoría Tessore podés entrar a la plataforma y acceder a esta recomendación. Si no sos suscriptor podes convertirte en uno haciendo clic aquí.

Un comentario adicional…

Antes de despedirme me gustaría responder una consulta que me llegó sobre un tema relacionado y que creo que puede ser útil para todos nuestros lectores, sobre todo los que están comenzando.

Tomás me pregunta:

“Estimado Federico, en principio te agradezco por este servicio. Estoy muy contento ya que logré casi un 40% de ganancias en poco más de un mes gracias a tus recomendaciones.

“Mi consulta es la siguiente, ¿sería muy desaconsejable desde el punto de vista financiero si, esperando una proyección similar, sacara un préstamo en mi banco para invertir en acciones a corto plazo y obtener una renta periódica casi igual a mi sueldo?”

Se lo dije a Tomás y ahora te lo digo a vos:

Nunca hay que hacer eso. No debes tomar deuda para invertir en acciones muy arriesgadas.

Me pone muy contento que Tomás haya ganado un 40% con nuestras recomendaciones en un mes, pero esto no siempre va a resultar de esa manera. Un mes uno puede hasta perder ese mismo porcentaje si invierte en una pequeña empresa, como la que estoy referenciando en esta columna.

Por eso, hay que invertir de una forma diferente. Hay que armar una cartera diversificada a largo plazo. Y esa cartera puede tener acciones arriesgadas, pero además deben estar  combinadas con otras inversiones más conservadoras. Para compensar el riesgo.

Por eso la clave es armar un plan a largo plazo, que parta de la situación de donde uno está ahora y luego te ayude a llegar adonde te gustaría estar.

No es muy complicado hacer ese plan. Dentro de Asesoría Tessore te ayudamos y de esta forma intentamos que no corras riesgos innecesarios.

Recordá que el desafío de invertir tus ahorros no es una carrera de 100 metros, sino que una maratón. El desafío es durar y dosificar nuestras energías.

De esta manera terminamos esta columna. La semana que viene nos encontramos con más inversiones y estrategias.

¡Te deseo un excelente fin de semana!

Federico Tessore
Para El Inversor Diario