Bien en el juego, mal en la economía

football

El Gobierno repuntó en las encuestas colgado (a) de la Roja, a punta de goles y presencia en el estadio. Pero ya se apagan los ecos de las celebraciones y la realidad nos golpea en la cara. La proyección de crecimiento para el año se volvió a ajustar y la luz al final del túnel parece cada vez más lejana.

Estuvo dura la caña, pero más dura estuvo la semana económica en este Chile de sobresaltos.

Desde fuera, como un cuento de nunca acabar, pero con un final que parece predecible, Grecia volvió a dar la nota. El domingo ganó el “no” en el referéndum que proponía un ajuste, y el ministro de Hacienda Yanis Varufakis se escapó por la ventana.

“Aρπάξει την καυτή πατάτα”, dijo, y se fue.

Básicamente, “que la papa caliente la agarre otro”.

El Sr. Mercado se volvió loquito, como suele hacerlo, y el lunes todas las plazas cotizaron en rojo. Parecía El Silencio de los Inocentes: Milán 4%, Madrid 2,2%, París 2% y Fráncfort 1,5%.

Todos en rojo, claro.

Y aunque de nuestro lado del Atlántico los descensos fueron más moderados (el S&P 500 de Estados Unidos cayó un 0,4% y el IPSA un 1,22%), de todos modos la cosa en Chile no pinta tan bien como fue el fútbol.

Cómo andamos por casa

El gran problema sigue viniendo del lado de la actividad: 0,8% fue el triste crecimiento de la economía en mayo, respecto del mismo mes del año pasado. Esto es 7 décimas menor a lo esperado por el mercado, y el número más bajo en nueve meses, donde las más afectadas fueron las actividades de industria manufacturera, minería y comercio mayorista.

“Autogol”, dice más de uno, en medio de peleas políticas y anuncios de reformas.

Con este número en la mano, el Gobierno tuvo que salir a recortar las cifras de crecimiento para este año, con el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés ajustando la proyección para este 2015 desde 3,6% a 2,5%.

La única conclusión ante este escenario es que se necesitan medidas urgentes para reactivar la economía chilena.

Porque encima de todo, el cobre se hundió por la caída en la Bolsa de China y el dólar se fue a las nubes: ha subido toda esta semana, cerrando en $652 ayer miércoles.

¿Le parece poco? También ayer el Instituto Nacional de Estadísticas informó que la inflación para el mes de junio había sido de 0,5%, casi el doble de lo esperado por el mercado.

El crecimiento es casi la mitad, la inflación casi el doble. Parece chiste pero no lo es.

Las medidas para reactivas la economía no están en tus manos. Pero sí están las herramientas para prepararte a lo que viene, que no parece ser mejor.

Porque ahora nos irá bien en el fútbol, pero esto lo hemos dejado de lado.

Saludos,

Felipe.

Comments

comments